En los 11 meses del primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las administradoras de fondos para el retiro (afores) superaron las minusvalías que se generaron en octubre y noviembre del 2018 como efecto de la fuerte volatilidad que se vivió por la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), las 10 afores que conforman el mercado registraron entre enero y noviembre del 2019 plusvalías por 626,328 millones de pesos, lo cual supera las minusvalías que se generaron en octubre y noviembre del año pasado por 136,024.1 millones de pesos.

Estas plusvalías generadas incluyen la recaudación de las aportaciones (provienen de las cuotas por concepto de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez y de aportaciones voluntarias, que son abonadas ya sea por el mismo trabajador, por el patrón o por el gobierno federal). Sin dicha recaudación, las plusvalías serían de 465,394 millones de pesos.

Con lo anterior, los recursos registrados por las afores se ubicaron en 3 billones 954,113 millones de pesos, lo que significó un aumento de 20.5%, respecto de lo que se tenía en noviembre del 2018.

Beneficia ahorro de los trabajadores

Gerardo López, experto en pensiones de la Universidad Panamericana, comentó que las plusvalías que registraron las afores reflejan que el dinero de los trabajadores está creciendo y que, a pesar de las minusvalías que reportaron el año pasado, mostraron una recuperación muy rápida.

“Estas plusvalías significan que cada peso que el trabajador tiene invertido en su afore, hoy vale más de lo que valía hace un año y en el largo plazo tendrá un mayor valor (...) la historia nos ha demostrado que, cuando una afore registra minusvalías, se logra recuperar en el corto plazo”.

Enfatizó que, con el cambio de siefores a fondos generacionales, las afores seguirán registrando plusvalías, pues su estructura de inversión se fortalecerá y tendrá un mayor enfoque de inversión de largo plazo.

Carlos Peña, asesor de Planes de Retiro de GNP, agregó que las plusvalías se deben en gran medida a que las afores concentran una parte muy importante de sus inversiones en papeles gubernamentales como los bonos y Certificados de la Tesorería (Cetes), los cuales están dando rendimientos atractivos.

“Si bien el año pasado fue un mal momento para las afores, hoy ya se recuperaron; las tasas de interés aún son atractivas y ello lo vemos reflejado en los Cetes”.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), al cierre de noviembre, 53.67% de las inversiones de las afores se destinó a valores gubernamentales, mientras que 17.45% a deuda privada nacional y 12.92% a renta variable internacional.

A instrumentos estructurados se destinó 6.09 y 5.76% a renta variable nacional, 2.59% a fibras, 1.28% a deuda internacional y 0.23% se destinó al rubro de marcación.

Rendimientos históricos de 5.36%

La Consar destacó que el rendimiento histórico del sistema de afores fue de 11.13% en términos nominales y de 5.36% en términos reales.

La sociedad de inversión especializada en fondos para el retiro (siefore) Básica 0, donde se ubican las personas de 60 años o más dio el mayor rendimiento con un promedio de 7.41%, considerando los últimos 12 meses.

La siefore básica 1, que también registra a trabajadores mayores de 60 años, otorgó un rendimiento de 5.98 por ciento.

Ello se debe en gran medida a que dichos fondos mantienen un perfil de riesgo más conservador, pues son recursos de trabajadores que se jubilarán pronto y la mayor parte de sus inversiones está en papeles gubernamentales.

Para los trabajadores que tienen entre 46 y 59 años, el rendimiento de la siefore básica 2 fue de 4.95%; mientras que la siefore básica 3, que administra las cuentas de trabajadores, que tienen entre 37 y 45 años, dio un rendimiento de 5.50 por ciento.

En tanto que a la la siefore que administra las cuentas de los trabajadores que tienen 36 años o menos se le otorgó un rendimiento promedio de 5.88%, si se consideran los últimos siete años.

López añadió que, si un trabajador se encuentra en situación de desempleo, puede solicitar su retiro parcial por desempeño a la afore y percibirá una mayor cantidad que si lo hubiera solicitado en la época en que hubo minusvalías.

Nueva forma de administrar los recursos

A partir del 13 de diciembre, las administradoras de fondos para el retiro tendrán nuevos fondos de inversión que beneficiarán el ahorro pensionario del trabajador, pues absorberán más los rendimientos que generen, indicó Álvaro Meléndez, vicepresidente técnico de la Asociación Mexicana de Afores.

[email protected]