Cuando la prohibición de vender acciones luego de la Oferta Pública Inicial (OPI) de Beyond Meat terminó el 29 de octubre; las acciones de la compañía de carne hecha a base de plantas cayeron 24% al tiempo que 48 millones de títulos fueron legibles para venderse en el mercado accionario.

Desde el día que terminó la prohibición los inversionistas continúan vendiendo parte de su participación, lo cual ha hecho que la acción caiga otro 6% desde el 29 de octubre al 11 de noviembre.

Pese a que los títulos de Beyond Meat han caído 66.7% desde su récord de 234.90 dólares que alcanzó en julio, éstos siguen teniendo un rendimiento de 200% desde su precio de salida a Bolsa en mayo de 25 dólares.

Adicionalmente, el fondo de capital de riesgo Kleiner Perkins (el mayor accionista de Beyond Meat) redujo el tamaño de su accionariado en 2.1 millones de papeles. Esto significa que ahora es dueña de 8.1% de la compañía, según Bloomberg.

Pero hay un accionista que no piensa deshacerse de sus títulos por ahora. Se trata del presidente ejecutivo Ethan Brown, quien dijo que no piensa vender porque está totalmente enfocado en el largo plazo.

Los analistas dicen que a pesar de que ya terminó la prohibición de que los inversionistas vendan sus acciones, no significa que se vayan a seguir deshaciendo de sus posiciones dentro de la empresa. “No todo está perdido. No vendrá un desastre para la compañía”, escribió Alexa Howard, analista en Bernstein en una nota el 29 de octubre, cuando expiró la prohibición.

[email protected]