Accendo Banco empieza el momento más álgido de la crisis, el segundo semestre de este año, con indicadores en niveles muy importantes y con una cartera muy pequeña y manejable, afirma el presidente y director general de esta institución de crédito, Javier Reyes.

En entrevista, explica que luego de tres años de pasar por un proceso de capitalización, poner orden en su gobierno corporativo y reducir de forma importante la morosidad, Accendo Banco (antes Investa Bank) se dice listo para enfrentar la crisis y crecer, además de que ahora centrará su atención en el ecosistema fintech.

Javier Reyes considera que “esta crisis ha ocasionado que los grandes bancos y los bancos medianos estén muy enfocados en proteger y supervisar lo que está pasando en su cartera y yo estoy enfocado en crecer exponencialmente, sobre todo en las fintech”.

Recuerda que en estos tres años, se ha inyectado capital por alrededor de 1,500 millones de pesos, siendo la última la realizada por la empresa de medios de pago Toka, que aportó 450 millones de pesos apenas en marzo pasado.

“Se capitalizaron, incluido el dinero de marzo, cerca de 1,500 millones de pesos, esto nos ha permitido culminar un proceso de transformación del banco y posicionarnos como el banco digital del país, y ese voto de confianza que recibimos de los accionistas de Toka (...), esa última capitalización, me permitió prepararme ante una situación muy complicada por la crisis”, comenta.

Cambio de nicho

Javier Reyes explica que antes Accendo se enfocaba en la atención de la pequeña y mediana empresa (pyme), algo que, dice, no hacía sentido, dado que hay otros bancos especializados en ese sector. Por ello, se optó por cambiar el modelo de negocio y centrarlo en el ecosistema fintech.

“La gran apuesta del banco es el ser pioneros y líderes en (el modelo) bank as a service (Baas), y básicamente el concepto consiste en habilitar a todas las fintech a proveer servicios financieros y a cumplir los objetivos de bancarizar a un segmento de la población que ningún banco tuvo el interés de bancarizar en el pasado”, enfatiza.

Detalla que de las 400 fintech que hay en el país, ya se está en proceso con 100 de éstas para brindarles ser un complemento en materia de servicios financieros, pero también realizando alianzas.

Como ejemplo, menciona que hoy trabajan con Rappi, plataforma que busca brindar tarjetas de débito a dos millones de sus usuarios; lo mismo que con Billpocket, una fintech enfocada en recepción de pagos bajo la figura de agregador.

“La idea es ser el banco de las fintech. Habilitar a cualquier empresa a proveer servicios financieros de manera digital, y obviamente la parte más relevante del ecosistema son las fintech, pero también aplica para corporaciones”, puntualiza.

Mejor gobierno corporativo

Javier Reyes refiere que Accendo Banco, en pasadas administraciones, tenía un problema de falta de gobierno corporativo, que permitió originaciones de créditos muy mala y derivó en que su Índice de Morosidad (Imor) estuviera por mucho tiempo en doble dígito, pero que esto también ya se reforzó, lo que ha llevado al banco a mejorar de forma sustancial sus principales indicadores.

[email protected]