El embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne, enfatizó que el caso Ayotzinapa es un asunto de México, pero como vecinos que son se ha ofrecido ayuda para esclarecerlo.

Explicó que la ayuda ofrecida al gobierno mexicano podría ser en cuestiones técnicas.

Detalló que en el proceso habría asistencia durante varios pasos y, por ende, reiteró el compromiso de la administración de Barack Obama para contribuir, de ser posible.

Ayer por la tarde, Anthony Wayne se reunió con el Gobernador de Guerrero, Rogelio Martínez Ortega, para dialogar sobre asuntos de seguridad, economía, educación.

Los dos hablaron sobre las posibilidades de asistencia por parte del gobierno de EU a Guerrero bajo la Iniciativa Mérida en coordinación con el gobierno federal.

El Embajador Wayne señaló que Estados Unidos apoya los esfuerzos de Guerrero para construir una cultura de paz y de estado de derecho .