El pleno de la Asamblea Constituyente, durante casi seis meses, discutió, analizó y votó 74 artículos y diversos transitorios para la Carta Magna de la Ciudad de México, que se promulgaría el próximo 5 de febrero en el marco del Centenario de la Constitución.

Durante cuatro días los diputados trabajaron para discutir los últimos artículos, algunos polémicos, y que no necesariamente fueron aprobados, como el derecho a votar a partir de los 16 años, también la forma para elegir titulares de organismos autónomos y el ordenamiento sobre desarrollo inmobiliario.

La primera Constitución de la Ciudad de México tendría que ser revisada a más tardar hoy por la Mesa de Armonización, que deberá cuidar que ningún punto aprobado contravenga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Tras la armonización de las disposiciones locales con las federales, el pleno de la Constituyente deberá aprobar los cambios realizados, en lo que se prevé una ceremonia de clausura.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, previó que el documento elaborado por el Constituyente será promulgado el 5 de febrero. Añadió que hay figuras jurídicas muy importantes que estaremos destacando de lo que contiene esta Constitución. Avances que estarán seguramente reconocidos a nivel internacional .

Cabe precisar que algunas normas entrarán en vigor hasta el 2021, como algunas funciones de las nuevas alcaldías, Congreso local y organismos autónomos.

Uno de últimos artículos votados por los diputados constituyentes fue el derecho a votar a los 16 años para las elecciones para jefe de Gobierno, pero el pleno lo rechazó.

El Artículo 29 obtuvo 48 votos a favor, 35 votos en contra y cero abstenciones, y por ende no se alcanzó la mayoría calificada que es de 56 votos, debido a que los oradores en contra argumentaron que no le corresponde a la capital mexicana legislar en ese sentido.

Sobre los organismos autónomos, Artículo 51, apartado C, fue aprobado por unanimidad, donde quedó estipulado que cada cuatro años serán elegidos consejos ciudadanos para que aprueben a los titulares de órganos autónomos, incluyendo al fiscal general de Justicia de la ciudad.

Los organismos autónomos que estipulará la Constitución son: Consejo de Evaluación de la Ciudad de México; Defensoría del Pueblo; Fiscalía General de Justicia; Instituto de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales; Junta Local de Conciliación y Arbitraje; Tribunal Electoral y la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

En temas de Restricciones y Ordenamiento al Desarrollo Inmobiliario, fueron eliminados párrafos que establecían la obligación de los desarrolladores inmobiliarios a mitigar los impactos urbanos y ambientales.