El pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) analizará el próximo miércoles un proyecto del magistrado Indalfer Infante, que propone revocar la pérdida del registro que ordenó el INE al partido Fuerza por México, creado por el senador Pedro Haces.

El proyecto que analizarán los magistrados de la Sala Superior del Tribunal pretende dar la razón a Fuerza por México, en el sentido de que la pandemia de Covid-19 limitó sus capacidades de obtención del voto.

“Lo procedente es revocar la determinación de pérdida de registro de Fuerza por México como partido político nacional y dejar sin efecto todas aquellas medidas derivadas del acuerdo INE/CG1569/2021, debiéndose vincular al Consejo General del Instituto Nacional Electoral y a su Junta General Ejecutiva, para que, en el ámbito de sus respectivas competencias, adopten las medidas necesarias a efecto de restablecer el registro de Fuerza por México como partido político nacional con los derechos y obligaciones que correspondan a partir de la emisión de la presente ejecutoria”, mencionó el proyecto.

El magistrado Indalfer Infante consideró que si no hubiera existido la pandemia, en condiciones óptimas de competitividad, el partido hubiera estado en posibilidad de conservar su registro. Planteó que resulta procedente “flexibilizar” la interpretación del requisito previsto en el artículo 41, párrafo tercero, Base I, párrafo cuarto, de la Constitución, así como en el artículo 94, párrafo primero, inciso b), de la Ley General de Partidos Políticos, para efecto de que el partido recurrente pueda conservar su registro como partido político nacional.

“Los efectos generados por tal situación extraordinaria tuvieron un impacto diferenciado en los partidos de nueva creación, en la medida en que sus condiciones de participación —que ya de por sí tienen un régimen de regulación estricto y diferenciado respecto del resto de partidos— se vieron agravadas al punto de que no resultaba razonablemente previsible conocer los efectos que pudieran tener las medidas adoptadas por la pandemia en sus condiciones de organización y participación antes del proceso y durante el periodo de precampaña y campañas”, planteó el documento.

Argumentó que el Covid-19 provocó una “situación jurídica incompatible” con las finalidades del sistema de partidos y con los derechos de participación política, lo que obligó al INE a adoptar diferentes medidas para efecto de garantizar el derecho a la salud de la población y de su propio personal, con lo cual suspendió por un periodo de 42 días el procedimiento de registro de partidos políticos, aunado a que, al reactivarse los plazos de registro y al momento de aprobarse el registro del partido recurrente, las autoridades de salud mantuvieron el semáforo epidemiológico en rojo, naranja o amarillo, con lo cual se limitaron las acciones de Fuerza por México.

El senador Pedro Haces confió en la posibilidad de que la mayoría de magistrados del TEPJF, voten en favor de este proyecto.

jorge.monroy@eleconomista.mx