La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) advirtió que la política migratoria que desarrolla el Estado mexicano criminaliza y no garantiza los derechos humanos de las personas migrantes, en especial de niños, niñas y adolescentes, quienes padecen por violaciones a sus derechos.

La ONG afirmó que el rescate de 652 personas migrantes hacinadas, sin ventilación ni comida, quienes eran trasladadas en tres tráileres hacia la carretera Ciudad Victoria–Monterrey y de las cuales, 349 eran niños, niñas y adolescentes entre los que se ubicaron a 198 que viajaban solos, deja en evidencia la grave ausencia de políticas públicas adecuadas en materia migratoria para la garantía de los derechos de la niñez migrante.

Además de que es consecuencia de la falta de atención por parte del Estado mexicano y sus autoridades, quienes ignoran la crisis humanitaria en las fronteras, que genera terribles consecuencias para niños, niñas y adolescentes, cada vez más en situación de riesgo en un país donde cada día se reportan 12 personas, entre 0 a 17 años, como desaparecidas.

En este contexto, la Redim insistió en que la dura realidad que enfrenta la niñez migrante demanda la atención de las autoridades mexicanas y estadounidenses, ya que de enero a agosto del 2021 un total de 15,696 niños, niñas y adolescentes, entre 0 a 17 años, (12.6% mujeres y 87.4% hombres) fueron repatriados de Estados Unidos a México, lo que representa un aumento de 109% en comparación con el mismo periodo del 2020, (7,487 casos).

Mientras que el gobierno mexicano ha realizado 27,861 retenciones de niños, niñas y adolescentes migrantes, de 0 a 17 años, de enero a agosto del 2021 (40.5% mujeres y 59.5%); un aumento de 273.3% con el mismo lapso del 2020 (7,463 casos).

La ONG dijo que con este panorama es evidente la falta de planes de cooperación pertinentes e inmediatos entre EU y México que tomen en consideración el interés superior de la niñez.

maritza.perez@eleconomista.mx