En medio de la emergencia sanitaria la violencia persiste en México; sólo en seis meses (enero-junio) del 2020 se registraron 1,844 homicidios de mujeres. Esta situación confirma el dato previamente calculado por organizaciones e institutos: cada día en el país son asesinadas 10 mujeres.

De acuerdo con el registro preliminar de defunciones por homicidio publicado por el Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), el 73% de estos asesinatos fue cometido con disparos con armas de fuego y estrangulamiento.

A escala nacional, en este periodo se registraron 1,102 mujeres asesinadas con armas de fuego, 259 por ahogamiento, estrangulamiento y sofocación, 217 por homicidio con objetos punzocortantes, 16 por disparo con arma corta y 16 por agresiones con humo o fuego. El resto de los asesinatos se generó por fuerza física, empujón desde lugares elevados, maltrato, abandono, agresiones sexuales u homicidio sin especificar.

Los registros también evidencian una creciente tendencia de las muertes violentas de mujeres. Aún con el confinamiento estricto que paralizó gran parte de las actividades y la movilidad el total de asesinatos de mujeres creció 0.6% en comparación con el mismo periodo del 2019.

Este nivel de homicidios de mujeres implicó también que el primer semestre del 2020 ha sido el más violento al menos de los últimos 30 años (se recuperan estos datos desde el 1990). Ni siquiera en los años de la “guerra contra el narco” se registraron niveles iguales de asesinatos.

Desde el 2009 las muertes violentas de mujeres —y de hombres— se dispararon de manera significativa; sólo en 2010 y 2011 los homicidios femeninos casi se duplicaron. Esta tendencia sólo se revirtió en 2014 y 2015, en el 2016 y hasta el momento la cifra continúa con alzas.

Aunque estas cifras no desglosan por tipo de asesinato (homicidio doloso o feminicidio), la tendencia muestra que empatan con los registros de incidencia delictiva difundidos por el SESNSP (Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública).

Durante este lapso de enero a junio del 2020 el SESNSP reportó un total de 1,972 homicidios, de los cuales 1,448 son presuntas víctimas de homicidio doloso y 479 de feminicidio.

Entre la cifra publicada preliminarmente por el Inegi sobre homicidios de mujeres y la cifra del SESNSP hay una diferencia de 128 asesinatos, lo que puede explicarse porque la data recopilada por el instituto de estadística sólo colecta información de los registros civiles (las actas de defunción), mientras que la data difundida por el secretariado ejecutivo se basa en las denuncias y carpetas de investigación de los ministerios públicos.

La data recopilada por el SESNSP adicionalmente revela que los estados con mayor persistencia de conflictos de delincuencia e inseguridad concentran gran parte de los asesinatos de mujeres. En el caso de feminicidio el top cinco de entidades con mayor incidencia son: el Estado de México, Veracruz, Jalisco, la Ciudad de México y Michoacán. Para el caso de homicidio doloso los estados que encabezan la lista son: Guanajuato, Chihuahua, Baja California, el Estado de México y Michoacán.

Otras violencias que no paran

Los registros especiales de data sobre violencia de género publicados por el SESNSP también reflejaron, que otras agresiones contra mujeres y niñas también persistieron aún con el aislamiento sanitario e incluso en algunos casos incrementaron. La violencia doméstica, la violencia familiar y la trata de mujeres son otros de los rubros que aún con la pandemia no lograron reducirse.

Durante los meses más estrictos de confinamiento (el primer semestre del 2020) las llamadas de auxilio al 911 y a la línea especial para atención de mujeres se dispararon de manera significativa. De enero a junio se reportaron 132,110 llamadas de emergencia relacionadas con presuntos actos de violencia contra mujeres y niñas. Justamente en marzo se registró el máximo histórico de pedidos de auxilio desde que se tienen registros (2016).

Por su parte, se registraron 7,886 presuntas víctimas de violación sexual y 210 presuntas víctimas de trata. Estos niveles se mantuvieron prácticamente sin cambios en relación con el mismo lapso del año previo.

Las cifras del Inegi y las del SESNSP muestran una problemática intensificada de violencia contra mujeres y niñas desde el hogar hasta las vías públicas. En medio de la crisis por Covid-19 se viralizaron algunos de los casos de feminicidio y se movilizaron miles de mujeres en diferentes estados de la república; durante septiembre del 2020 familiares de víctimas y colectivos feministas hicieron tomas representativas de las comisiones de Derechos Humanos para exigir esclarecimiento de los casos de mujeres que han sido asesinadas, así como la implementación de medidas urgentes para erradicar la violencia feminicida en México.

Con el último y más actualizado reporte del Inegi se confirma que efectivamente: 10 mujeres son asesinadas diariamente en México, más de la mitad son asesinadas por sus parejas o familiares cercanos y casi tres cuartas partes son asesinadas con armas de fuego o por estrangulamiento.

rrg