“Decirle, secretario, que con mucho gusto le tomo la palabra”, devolvió Emilio Álvarez Icaza a Gerardo Ruiz Esparza, quien lo retó, como a todos los senadores presentes que en sus exposiciones deslizaron su posible involucramiento en presuntos actos de corrupción, a presentar las denuncias correspondientes en su contra.

“Si hubo traslado de dinero ilegal, me sumo a la denuncia. Vayamos a denunciar a OHL por haber transmitido (sic) dinero ilegal a España. No tengo conocimiento de nada, y lo digo aquí, bajo protesta de decir verdad. Pero si lo hizo y lo hizo indebidamente, con mucho gusto me sumaría yo a una denuncia en contra de la empresa por actuar en contra de México”, respondió el secretario de Comunicaciones y Transportes a los cuestionamientos del senador.

Durante su comparecencia ante la comisión de Comunicaciones y Transportes de la Cámara de Senadores para analizar el sexto y último informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el funcionario aseguró, “con toda sinceridad”, no saber de qué le hablaba Álvarez Icaza.

El senador afirmó que en septiembre del 2016, justo en año electoral, la SCT transfirió un subsidio de 1,600 millones de pesos a la dependencia del Estado de México que hace las mismas funciones que Caminos y Puentes Federales (Capufe), dinero que la Iniciativa Ahora, que él representa, documentó ante notario público que desapareció.

La respuesta del compareciente fue sólo una: “Si hay alguna acción ilegal o indebida, que se denuncie”.

“No hay nada, absolutamente nada. Ningún vínculo que (me) una con Higa, una empresa que hoy no tiene un solo contrato con la SCT. No hay vínculo, para nada, con OHL, empresa que tiene una concesión y un contrato con la SCT, de 17,000 contratos (...) Sí tienen la concesión de la autopista Atizapán-Atlacomulco”.

Sobre el caso del socavón en el paso exprés de Cuernavaca, afirmó que, como ya resolvió la Secretaría de la Función Pública (SFP), se trata de un “asunto investigado, sancionado, resuelto y cerrado.

“Es cosa juzgada”, resumió.

Sin que nadie se lo haya solicitado, comentó, aunque sí le pidió hacerlo de manera pública Álvarez Icaza, por ser una de las ocho recientes recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), ha ofrecido disculpas.

“Ya le pedí perdón a la familia” de los dos fallecidos tras caer en el socavón, recordó, pero que si era necesario hacerlo de nuevo “yo lo pido; no tengo el mayor problema”.

Finalmente reprochó que a pesar de que se han registrado más de 50 socavones en todo país, el de Cuernavaca sea “el único que amerita la definición de (acto de) corrupción”.

[email protected]