Con la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación 2022 en puerta, el PRI llamó ayer a Morena a abrir el debate para modificar la asignación de recursos para el próximo año o, amagó, no habrá reforma eléctrica.

Al presentar, de la mano de los dirigentes nacionales y los coordinadores parlamentarios del PAN, PRI y PRD, que conforman la alianza Va por México, su Presupuesto Alternativo al Proyecto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, advirtió tanto al gobierno federal como a Morena que si no hay apertura a un Presupuesto de Egresos “de consenso”, no habrá reforma eléctrica.

Si no se avanza en un Presupuesto 2022 de consenso, tampoco tendrán su reforma eléctrica”, expresó.

“Como dicen ellos: ¡Tengan para que aprendan! ¡Tengan su reforma eléctrica!”, añadió el priista luego de ser cuestionado sobre recientes declaraciones de Mario Delgado, líder nacional de Morena, quien sostuvo que a su partido le va a tocar desaparecer al PRI del mapa político de México. 

Alejandro Moreno afirmó que la reforma en materia eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador tampoco se va discutir ni en diciembre ni en abril, sino pasando las elecciones del próximo año.

“Hoy se lo decimos a Morena, seguimos en la apertura y en la discusión siempre de Parlamento Abierto, pero nosotros no vamos a discutir ni un tema que no sea después del proceso electoral (...) como dicen: tengan con su reforma energética porque la vamos a discutir después de junio” sostuvo.

Buscan cambiar prioridades

Luis E. Cházaro, coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, precisó que el pasado 4 de noviembre Va por México presentó al presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Erasmo González Robledo, su iniciativa en materia de presupuesto la cual propone reasignar 380,000 millones de pesos y reducir en 50% los recursos para obras como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Aeropuerto Felipe Ángeles.

Mientras que el diputado Jorge Romero Herrera, líder del PAN en San Lázaro, afirmó que lo que se busca es reenfocar las prioridades, con un presupuesto viable, sin afán de confrontación.

“Nosotros, si algo estamos intentando, es redireccionar los recursos públicos hacia la economía familiar y teniendo como idea central el empleo para la gente, que los recursos públicos de este país ayuden para que la gente conserve o recupere un empleo”, afirmó.

Aval por sorpresa

El dirigente de los diputados priistas, Rubén Moreira, aseveró que el PEF 2022 es centralista, limitado y cortoplacista, por lo que la propuesta de Va por México es democrática y plural, y busca crear bienes públicos valiosos para todos, activar la economía a través de la inversión pública y reorientar los criterios de redistribución de la riqueza.

Además, lamentó que pese a que  la Junta de Coordinación Política es un espacio para la construcción de acuerdos, en este tema no se ven buenos tiempos para ello, ya que la forma en la cual se ha construido la ruta para la aprobación o no del presupuesto, “pues es francamente una trampa”.

“En este momento no se ha convocado a las directivos, a la Mesa Directiva de presupuesto, y, mucho menos, al pleno de la Comisión de Presupuesto a debatir un dictamen, que creemos que la mayoría le apuesta a dar pues una sorpresa, a que dentro de las 10 de la mañana  del día martes (hoy) y las 4 de la tarde se tenga un dictamen aprobado, tratar de evitar que las bancadas incluyendo, la bancada de MC, formulen reservas y tratar de sacar sin moverle ni una coma, un presupuesto que todo el país está viendo como algo que no va a funcionar y que no es bueno para la nación”, alertó.

maritza.perez@eleconomista.mx