La sentencia del exjefe del cartel de Sinaloa, el mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, fue aplazada del 25 de junio al 17 de julio por Brian Cogan, el juez federal de Nueva York que presidió su juicio por narcotráfico, anunció el lunes la fiscalía.

El organismo del distrito este de Nueva York no explicó las razones del cambio, que permitiría celebrar una nueva audiencia con integrantes del jurado antes de la sentencia, como desean los abogados del Chapo.

El 12 de febrero, tras un juicio de tres meses en Brooklyn, el Chapo, de 62 años, fue declarado culpable de traficar toneladas de cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana a Estados Unidos durante 25 años. Enfrenta una posible cadena perpetua.

Los abogados del Chapo exigen esta nueva audiencia y también un nuevo proceso desde marzo, luego de que el sitio de informaciones Vice News publicase una extensa entrevista con un jurado anónimo en la cual éste cuenta que cinco integrantes del jurado ignoraron las advertencias del juez y accedieron a las redes sociales y medios de prensa para informarse del caso durante el juicio.

"Joaquín Guzmán merece una audiencia y un potencial nuevo juicio. Como mínimo, su moción no puede ser descartada de manera sumaria, al menos no sin crear un aura perniciosa de injusticia", escribieron el viernes al juez dos abogados del Chapo, Jeffrey Lichtman y Marc Fernich.

"Si no hay justicia en los procedimientos para quienes son considerados los peores entre nosotros, no puede haberla para los mejores, ni para nadie", añadieron.

Los jueces estadounidenses suelen pedir a los jurados que se abstengan de seguir la cobertura de los casos en los medios, para que los veredictos se basen únicamente en las pruebas presentadas durante el juicio.

El Chapo está detenido desde enero de 2017 en aislamiento casi total en una cárcel de máxima seguridad de Manhattan.

El juez Cogan le negó recientemente un pedido para ejercitarse al aire libre y para comprar tapones de oídos por razones de seguridad.