Tras nueve horas y media de discusión, el pleno del Senado de la República aprobó esta madrugada de miércoles, en lo general y particular, por 68 votos a favor de Morena, PT y PES y 49 del PAN, PRI, MC, PVEM y PRD en contra, la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador

El decreto correspondiente, resultado del desahogo de la iniciativa preferente presidencial en ambas cámaras del Congreso de la Unión en 29 días, fue remitido al Ejecutivo federal para su promulgación e inmediata vigencia. 

La enmienda establece la prioridad para el despacho de la electricidad que produce la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

rolando.ramos@eleconomista.mx