De un total de 1,085 servidores públicos que ocupan plazas vinculadas al Servicio Profesional de Carrera en las distintas entidades federativas, 288 serán indemnizados, en estricto apego a la Ley, y podrían regresar, si así lo solicitan, a su plaza de base reservada, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Lo anterior, obedece a las medidas de austeridad en materia de nómina y servicios personales para mandos y enlaces, dadas a conocer por el Gobierno de México, y con  base en las “Disposiciones específicas que establecen el mecanismo para cubrir una compensación económica a los servidores públicos de carrera titulares por la terminación de la relación laboral en la Administración Pública Federal para el ejercicio fiscal de 2019”, la Sader ha promovido un ajuste en estructuras que conlleve a una reducción en los gastos de operación y que permita a la Federación contar con más recursos para apoyar, con los Programas Prioritarios, a la población que más lo requiere.

A partir de ello, la Sader dijo que es falso el despido de 1,500 personas, como se difundió.

Cabe señalar que los 6,608 trabajadores de base y de confianza con plazas operativas ubicados en las distintas representaciones estatales se mantienen en la estructura laboral de la Sader. Para este personal se está promoviendo un proceso de capacitación que permita elevar la calidad en la prestación de servicios al productor, con la opción de recibir estímulos en función de su desempeño.

No obstante, las personas que se adhieran a las disposiciones señaladas, recibirán su indemnización constitucional. Se está en proceso de diálogo con el personal, con el fin de garantizar en todo momento sus derechos, facilitando su adhesión al esquema de indemnización, conforme a la Ley. Se estima que sean alrededor de 400 los empleados que se apeguen a estas disposiciones, además de los 288 que regresan a su base.