Los cuatro candidatos al Gobierno del Distrito Federal se pronunciaron por garantizar las condiciones de seguridad a los comunicadores, con el fin de que ejerzan el pleno ejercicio de la libertad de expresión.

Durante la conmemoración del 63 aniversario de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, Beatriz Paredes, candidata de la coalición Compromiso por México, propuso para los periodistas que trabajan en la ciudad de México crear un mecanismo de alerta rápida, para que los comunicadores dispongan de un dispositivo tecnológico que los conecte con una central de atención inmediata en la corporación de seguridad que corresponda.

Quiero expresar mi solidaridad y admiración por el valor de muchos periodistas mexicanos que han denunciado circunstancias muy delicadas, y expresar mi más enérgica protesta ante la ola de violencia que han padecido muchos periodistas en el país .

También consideró que se debe establecer una estrategia de acompañamiento entre periodistas y autoridades, para que al cubrir una nota de alto riesgo se pueda notificar a un área confiable para que estén prestos a que en determinado momento les darán apoyo.

Miguel Ángel Mancera, candidato del Movimiento Progresista (PRD, PT y MC), afirmó que se garantizará la protección a la libertad de expresión y recordó que en el Distrito Federal existen mecanismos en la materia, la ciudad de México tiene una fiscalía donde se atienden asuntos relacionados contra periodistas, afortunadamente no hay muchos asuntos .

Por su parte, Rosario Guerra, candidata de Nueva Alianza, e Isabel Miranda de Wallace, abanderada del PAN, coincidieron en que el problema que prevalece para hacer justicia a los periodistas afectados es la impunidad, hay que desterrar la corrupción de los órganos policiales, romper los círculos de violencia, instaurar políticas de protección y que los periodistas denuncien a los agresores .

Los cuatro candidatos dijeron estar preparados para el debate del domingo, en el que abordarán temas como urbanismo y movilidad. Afirmaron que no suspenderán sus actividades proselitistas.

veronica.macias@eleconomista.mx