La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, reiteró su compromiso con la agenda de la diversidad sexual, el derecho a decidir de las mujeres y a la no criminalización por el ejercicio de sus libertades; al inaugurar el Vigésimo Cuarto Congreso de la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS) y XII Congreso Nacional de Educación Sexual y Sexología.

"No quiero que a las mujeres las priven de la libertad durante 30 años por una acusación de aborto", dijo la secretaria federal, quien comentó que el Gobierno de México refrenda su compromiso de garantizar los derechos sexuales y reproductivos de toda la población, en condiciones de igualdad, respetando la autonomía personal, la libertad de pensamiento y el derecho a decidir.

"Garantizar y proteger el derecho a decidir es un componente fundamental para avanzar hacia una política integral de Estado que abarque, desde una educación completa en sexualidad, hasta un cambio cultural e institucional que no criminalice a las mujeres por interrumpir un embarazo, ya sea por decisión en el ejercicio de su libertad, o por haber sido víctima de un delito sexual", dijo Sánchez Cordero.

Asimismo, la secretaria Olga Sánchez Cordero dijo que se trabaja de manera coordinada para atender uno de los principales retos de este gobierno, que es brindar servicios de salud que sean cercanos, amigables, profesionales, sensibles y capaces de dar respuesta a las necesidades sexuales y reproductivas de toda la población.

La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) consideró que esto es una oportunidad para cambiar efectivamente los valores culturales y fortalecer a las nuevas generaciones con el conocimiento de su salud sexual y reproductiva, recalcó.

"En este compromiso abrazamos a la diversidad sexual y reconocemos como propia la necesidad de garantizar el ejercicio y la protección de los derechos de todas las personas, sin importar a quien o con que género se identifiquen; prueba de ello son las recientes reformas a los códigos civiles que ya mencionó Nadine Gasman y que permiten la celebración entre personas del mismo sexo, así como la reciente integración de la educación sexual en el libro de texto", dijo Sánchez Cordero.

La funcionaria federal expuso a los especialistas en salud sexual provenientes en 70 países los alcances del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), relativo a un caso de una mujer que solicitó amparo ante la negativa de una institución pública de salud que se rehusó interrumpir su embarazo por motivos de salud.

Explicó que los alcances de la resolución de la Corte fueron que las instituciones de salud tienen la obligación de interrumpir embarazos riesgosos, considerando la salud física, mental y social de las mujeres. 

"La Primera Sala –de la Suprema Corte— construye este argumento no sólo a partir de una concepción amplia del derecho a la salud, sino relacionándolo con otros derechos humanos como a la vida, a la integridad personal, a la no discriminación, a una vida libre de violencia, a la autonomía y a la privacidad. Así, la Corte señala que el aborto por razones de salud está constitucionalmente protegido, pues mediante su ejercicio pronto y seguro se garantizan todos los otros derechos fundamentales", dijo la titular de la Segob.

El Vigésimo Cuarto Congreso Mundial de Salud Sexual es la reunión internacional más importante de expertos en la materia. Estos encuentros los organiza cada dos años la Asociación Mundial para la Salud Sexual, que preside Pedro Nobre.

 

kg