La exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, ingresó después de las 10:00 horas de este jueves al Reclusorio Sur de la Ciudad de México con el propósito de que un juez le informe sobre el delito de uso indebido de recursos públicos que le imputa la Fiscalía General de la República (FGR) por el caso de la llamada “Estafa Maestra”.

La también extitular de Sedatu bajó de su camioneta sobre la avenida que conduce al reclusorio y caminó hasta la entrada entre una multitud de representantes de los medios de comunicación que esperaban una declaración. 

La exfuncionaria expresó que se encuentra tranquila y confía en su inocencia, y con ese ánimo se presenta ante el juez que la requiere. 

A Rosario Robles le fue negada ayer una suspensión definitiva que solicitaba contra cualquier orden de aprehensión

[email protected]