A menos de una semana de la rifa del avión presidencial, que en realidad no rifa un avión sino 20 premios de 100 millones de pesos, la Lotería Nacional, la instancia pública responsable del sorteo, apenas ha vendido 63.58% de los 6 millones de boletos puestos en circulación. Esto significa que el monto recaudado hasta el momento está 100 millones de pesos por debajo del necesario para cubrir los premios.

Ernesto Prieto Ortega, director general de la Lotería Nacional (Lotenal), informó que al 7 de septiembre se habían vendido 3,815,200 cachitos (boletos) para la rifa que se realizará el 15 de septiembre próximo a las 4 de la tarde y que tiene como imagen representativa la del avión presidencial TP-01 José María Morelos y Pavón, un Boeing 787 Dreamliner.

El total de ingresos del gran sorteo especial No. 235 hasta el día de ayer fueron de 1,907 millones de pesos. Al 7 de septiembre se han vendido 3 millones 815,200 cachitos, equivalentes al 63.58% del total disponible, estos últimos días, este último mes fue muy bueno para este sorteo”, dijo Prieto Ortega el martes.

En el sorteo habrá 100 premios por 20 millones de pesos cada uno, lo que significa un total de 2,000 millones de pesos, por lo que el corte de caja de Prieto Ortega revela un déficit de 93 millones de pesos que deberá ser cubierto antes del 15 de septiembre para que el dinero de la rifa salga del monto recaudado por la venta de boletos. De otra manera, Lotenal o el Gobierno federal deberán cubrir el faltante. El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró en su momento que ese dinero procederá de los decomisos de bienes al crimen organizado.

El monto que se consiga después de los 2,000 millones de pesos necesarios para pagar los premios se destinará a hospitales e instituciones de salud, de acuerdo con lo que ordenó el presidente Andrés Manuel López Obrador, principal promotor de la rifa.

La rifa del avión presidencial no rifa el avión, defenestrado por López Obrador como un gasto innecesario, superfluo y excesivo del gobierno del expresidente Felipe Calderón Hinojosa y disfrutado durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto. Lo que se rifa, aclaró AMLO en su momento, es parte del valor en metálico del avión.

El avión seguirá con el letrero de venta, como lo está desde diciembre de 2018 cuando AMLO asumió la presidencia y puso en venta la aeronave. Por concepto de arrendamiento financiero, en 2019 se destinaron 441 millones 766,219 pesos más del erario para cubrir la compra del avión, cuyo costo total en el año pasado sumó 5,213 millones 502,866 pesos.