El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, reconoció que aún hace falta trabajar en mejorar los protocolos de actuación y planeación de fuerzas policiales para evitar precipitaciones como el operativo fallido del 17 de octubre para detener a Ovidio Guzmán en Culiacán, Sinaloa.

Durante su comparecencia en el Senado de la República con motivo del Primer Informe de Gobierno, las y los senadores exhortaron al secretario que bajo ningún escenario las Fuerzas Armadas se encuentren en inferioridad frente a los grupos criminales.

“Eso nos obliga a un trabajo de planeación, evitar la precipitación ante el conocimiento de algún objetivo como sucedió en Culiacán, no caer en precipitaciones, sino que sea consecuencia de un proceso de planeación que incluya un estado superior de fuerza que garantice que las Fuerzas Armadas no estén en riesgo de ser agredidas”, manifestó.

Durazo Montaño, quien estaba acompañado por el secretario de Marina, José Rafael Ojeda; por el jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, Homero Mendoza, y por el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto, defendió que la estrategia de seguridad del gobierno federal avanza correctamente.

Sin embargo, dijo que no se puede desestimar el contexto de inseguridad en el país, por lo que las actuales autoridades no podrán revertir estas condiciones de un día a otro.

“Tenemos que hacer una revisión crítica, sin sentirnos débiles, para mejorar y evitar que se repitan iniciativas fallidas como en Culiacán; revisión y ajustes a los protocolos, todos los que sean necesario, especialmente aquellos que tienen que ver con la autorización expresa de superiores”, dijo Durazo.

Insistió en que el gobierno no negoció la liberación de Ovidio Guzmán y agregó que “el Estado mexicano cuenta con la capacidad suficiente para combatir al crimen organizado”.

Reiteró que la estrategia empleada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no es de “fuego al fuego”, sino que se recurrirá a otras vías estratégicas, como el combate de los grupos criminales desde su fortaleza económica, además de que se empleará la inteligencia policial.

Caso lebarón.

Respecto a los asesinatos de nueve integrantes de la familia LeBarón, el funcionario lamentó los hechos y señaló que sucedió en un paraje, lejos de las poblaciones de Sonora y Chihuahua, en donde se han movido sin restricción bandas del crimen organizado.

“El resguardo de la familia LeBarón tuvo seguridad en algún momento, hoy sólo están desplegados 18 elemento de la Policía Federal en la población de Galeana, comunidad en donde está asentada la familia (...) Tenemos que analizar la presencia de las fuerzas federales en esa región”, declaró el secretario.

Lozoya y Deschamps

Por su parte, Santiago Nieto informó que la Unidad de Inteligencia Financiera presentó cuatro denuncias en contra de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), de las cuales la Fiscalía General de la República ya ha judicializado dos, y aseguró que la unidad que encabeza está abierta a colaborar con las investigaciones.

Al ser cuestionado por los medios, luego de acompañar a Durazo Montaño en su comparecencia en la Cámara Alta, informó, además, que se han presentado dos denuncias por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero en contra del exlíder sindical de Pemex, Carlos Romero Deschamps.

Finalmente, Santiago Nieto agregó que la UIF no tiene la facultad para congelar cuentas en el extranjero; sin embargo, agregó que se está “haciendo el análisis para solicitar información de varios países y tener mayores datos” sobre este último caso.

[email protected]