Con 51.6% de los votos, el candidato priísta Rolando Zapata Bello alcanzó la mayoría para obtener la gubernatura de Yucatán, mientras que su más cercano competidor, Joaquín Díaz Mena del PAN, obtuvo 42.7%, según registraba al cierre de esta edición el Programa de Resultados Electorales Preliminares del instituto electoral del estado.

Por su parte, la alianza PRD-PT-Movimiento Ciudadano obtuvo apenas 4.9% de la votación y el Panal, 0.8 por ciento.

Los resultados mantienen así al PRI en el Poder Ejecutivo del estado, después de que Ivonne Ortega arrebatara la gubernatura al PAN en las elecciones locales del 2007.

Ante la ventaja frente a sus competidores, el virtual Gobernador agradeció el apoyo de los yucatecos que le dieron la victoria. Prometió potenciar el crecimiento económico de la entidad en los próximos seis años, principalmente, mediante el impulso el desarrollo turístico, industrial y agropecuario.

RECONCILIACIÓN, PIDE LA IP

Los principales organismos empresariales locales, como la Confederación Patronal de la República Mexicana y la Cámara Nacional de Comercio del estado, han hecho patente que la nueva administración en la entidad deberá buscar la reconciliación entre el sector privado y gobierno, la cual no fue fomentada durante el mandato de Ivonne Ortega, según sus dirigentes.

Durante la jornada de ayer destacaron reportes de supuesto robo de urnas en las colonias Los Pinos y San Pedro Cholul, en Mérida, y la desaparición de José Concepción Kantún, candidato a regidor por el Partido Acción Nacional.

erick.ramirez@eleconomista.mx