Durango, Dgo. La expectativa del sector empresarial de que el presidente electo, Enrique Peña Nieto, realice cambios de fondo es positiva; no obstante, si no muestra resultados en sus primeros seis meses el país estará condenado al estancamiento, además de correr el riesgo de que la alternancia la asuma un partido que no es congruente con la ideología de la Iniciativa Privada (PRD) en el 2018, advirtió Alberto Espinosa Desigaud, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Enrique Peña Nieto, presidente electo, con las circunstancias bajo las que ganó, tiene una obligación de fondo, al ser electo, al haber ganado, como haya ganado, con más razón, de que tiene que dar resultados en los hechos. La sociedad no lo va a perdonar y no queremos correr el riesgo de que en seis años ahora esa alternancia se vaya a un partido que no es congruente con lo que hemos pensado .

En el Encuentro Empresarial Durango 2012, organizado por la Coparmex, su dirigente informó que los primeros planteamientos de cambios ya los plasmó Peña Nieto, como la reforma hacendaria, pero urge se defina, ya que sin ella el margen de maniobra del próximo gobierno para el primer año será muy complicado.

Si en seis meses no muestra grandes resultados, nuestro destino para los siguientes años será muy pobre .

El gobernador de Durango, Jorge Herrera Caldera, destacó la importancia de exigir unidad fuera de las agendas de la confrontación e instó a unirse a la esperanza y al liderazgo que representa EPN .

Los expresidentes de la Coparmex, Alberto Núñez y Bernardo Ardavín coincidieron que México sigue estancado como hace 12 años, de modo que la alternancia se enfrentará al deterioro de la gobernabilidad, erosión de violencia y baja calidad educativa.

[email protected]