La candidata ganadora de la elección de la Jefatura de Gobierno, Claudia Sheinbaum, incluirá, durante su mandato, un plan de austeridad y combate contra la corrupción.

En conferencia de prensa, en compañía de 15 de 16 candidatos ganadores a alcaldes —de los cuales 11 son de Morena—, Sheinbaum expuso que se replicará con diversos cambios el planteamiento de austeridad que hizo el virtual presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Se debe ajustar al Gobierno de la ciudad, en esencial son los mismos puntos, muy parecidos, ya los daremos a conocer punto por punto (...) No habrá recorte de salarios, la austeridad corresponde a reducir puestos de confianza, a consolidar actividades y compras”. Y aseguró que ningún trabajador de base será removido.

Abundó que serían 4,000 millones de pesos de recaudación sólo por austeridad y ahorro del Gobierno de la CDMX, sin contar el combate a la corrupción.

Dijo que próximamente dará a conocer este proyecto, así como a los integrantes de su gabinete.

Sheinbaum explicó que se aplicará un código de ética, tal como en el próximo gobierno federal, para los funcionarios capitalinos donde se estipulará que no podrán hacer uso de recursos públicos para gastos de representación, ni tener guardaespaldas a quien no esté involucrado en temas de procuración de justicia, y no habrá contratación de consultorías que no sean necesarias.

La candidata ganadora indicó que se enviará una iniciativa en octubre próximo al nuevo Congreso de la Ciudad de México con propuestas de cambios al código penal para que los delitos electorales y la corrupción en la administración pública no alcance fianza: “Va a aplicar a todos, no importa el partido”, afirmó.

En la reunión también acordó con los futuros gobernantes locales que en el 2019, en las Alcaldías, haya procesos únicos de ventanilla vinculados con la Secretaría de Obras y Servicios Urbanos, para que no dependa del Gobierno central el cumplimento de cada queja.

Por otro lado, informó que los candidatos que perdieron la elección impugnaron los resultados, y en el caso de Benito Juárez y Coyoacán piden la anulación de las elecciones; mientras que para Milpa Alta y Cuajimalpa están solicitando el recuento de casillas.

En una entrevista posterior, la virtual jefa de Gobierno dijo que su política será la de respetar los usos de suelo establecidos en los programas delegacionales, de tal manera que en principio no habrá más permisos de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda.