En medio de la celebración por el 21 aniversario y a unas horas de que inicien las campañas electorales en Quintana Roo, el PRD sufre una nueva crisis interna y externa.

En la alianza que mantiene con PT y Convergencia, en dicha entidad se acentúan las divisiones. Y es que integrantes de las corrientes Izquierda Democrática Nacional (de las más fuertes que tiene el PRD) e Izquierda Social decidieron no apoyar la candidatura de Gregorio Sánchez a la gubernatura.

Aunque el PAN no acompaña a estos partidos para la gubernatura; para la elección de la presidencia municipal de Benito Juárez sí va en coalición; sin embargo, en el panismo también hay confrontaciones. Se acusa al Comité Ejecutivo Nacional de ceder esta candidatura al PRD.

Gregorio Sánchez comenzará su campaña sin el aval del Partido Acción Nacional, con acusaciones por presunto espionaje y rechazo de grupos internos del sol azteca.

Los que están en contra

Entre los que lideran estas inconformidades se encuentra Raúl Arjona Burgos, Regidor del Ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún), Hugo González Reyes, líder de Izquierda Democrática Nacional en la entidad y Gelmy Villanueva, quien aspiraba a la candidatura a la presidencia municipal de Cancún.

Estos grupos también están en contra de Julián Ricalde Magaña, virtual candidato de la coalición Acción Nacional-Partido de la Revolución Democrática-Partido del Trabajo-Convergencia a la presidencia de Cancún, el argumento es que el nivel de aceptación de este personaje es bajo, en cambio la panista Marybel Villegas tiene mayores posibilidades de triunfo.

jreyes@eleconomista.com.mx