El senador perredista Luis Humberto Fernández presentó una iniciativa para que los funcionarios que incurran en el llamado charolazo paguen una multa de 7,304 pesos, sin perjuicio del procedimiento administrativo o penal que tenga lugar.

Se impondrá multa de 100 Unidades de Medida y Actualización a todos los servidores públicos que, en ostentación de su cargo, presuman o se acrediten frente a otros servidores públicos, con el objetivo de solicitar excepciones, privilegios, quebrantar cualquier tipo de normatividad, evitar una sanción, tener una posición jurídica de ventaja o superioridad sobre los demás ciudadanos, o cualquiera que le haga obtener beneficios a causa de su cargo , planteó.

Destacó que el término charola es aquella credencial o placa que identifica a un funcionario público, a la cual suele dársele el uso equívoco de infundir respeto y temor, un despliegue de poder, atribuible únicamente al estatus que otorga el ser empleado gubernamental.

Acotó que quien incurre en este método viola el Artículo 47 de la Constitución, que establece que todo servidor público debe salvaguardar la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia en el desempeño de su cargo.

El senador del PRD propuso reformar la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos y el Código Penal Federal.

[email protected]