Ante la persistencia del clima frío es previsible que los casos de enfermedades respiratorias continúen en aumento, en particular la influenza, informó el subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Pablo Kuri Morales.

Entrevistado en el marco de la ceremonia por el Día Internacional del Cáncer Infantil, aclaró que ello no representa una situación de riesgo, pues es lo esperado debido a la temporada invernal, por lo que en una o dos semanas más aumentará el número de personas con gripa o cualquier tipo de influenza y después disminuirá.

El funcionario de la Secretaría de Salud (SSA) también indicó que hasta hoy no hay ningún brote de enfermedades en los cinco estados más afectados por la sequía, y que incluso los reportes de los canales epidemiológicos relacionados con enfermedades diarreicas, o de parásitos y conjuntivitis son normales.

"Estamos vigilando todas las enfermedades que son trazadoras como las diarreicas, parasitales y conjuntivitis, que se encuentran dentro de los rangos normales, es decir, en los canales endémicos normales", apuntó.

Respecto a las enfermedades e infecciones respiratorias en la temporada invernal, Kuri Morales expuso que también es normal la frecuencia y aumento que se presentan, pues se estima un alza de 30 por ciento.

De acuerdo con el reporte más reciente de la SSA, en lo que va de 2012 se registran poco más de 2 millones 700,000 consultas por infecciones respiratorias agudas y 16.551 casos de neumonía y bronconeumonía.

Desde el 1 de enero hasta el 9 de febrero de 2012 se confirmaron 3,882 casos y 89 defunciones por los diferentes tipos de virus de influenza, de los cuales 91 por ciento, equivalente a 3,522 casos, y 81 defunciones, fueron por el virus A(H1N1), que en esta temporada predomina como estacional.

En la actualidad en México circulan los tres virus estacionales de influenza: A(H1N1), A(H3N2) e influenza B. La vacuna contra influenza incluye protección contra estos tres virus estacionales.

La mediana de la proporción de consultas por enfermedad respiratoria semejante a influenza o infección respiratoria aguda grave en las Unidades de Salud Monitoras de Influenza, fue de 10 casos por cada 1,000 consultas en la cuarta semana de 2012.

Asimismo, la proporción de muestras que resultan positivas al virus de influenza disminuyó 33% en las últimas dos semanas.

El funcionario federal reiteró que para evitar el contagio se deben adoptar medidas preventivas como reforzar las defensas de los niños y ancianos con alimentos y complementos altos en vitamina C y D (frutas y verduras), así como abundantes líquidos.

Recomendó abrigarse bien al salir, usando varias capas, y tener cuidado especial en los casos de niños y adultos mayores. Utilizar ropa gruesa, de preferencia de algodón, y evitar las prendas ajustadas y de tela sintética.

Si se permanece mucho tiempo en un lugar caliente cubrir la boca al salir; cubrir los lugares donde puedan entrar corrientes de frío.

También, lavar las manos con agua y jabón o usar alcohol gel de manera frecuente; evitar automedicarse y en caso de presentar datos de alarma como fiebre por más de cinco días o dificultad para respirar acudir al médico.

MIF