Con el fin de flexibilizar los debates, expertos pidieron al tribunal electoral relajar los frenos a los medios de comunicación para que se abra la discusión entre los candidatos.

Raúl Trejo Delarbre, académico de la UNAM, señaló que “es preciso entonces que el Tribunal Electoral deje a un lado vaivenes y caprichos, que se ajuste a la letra de la ley y no se convierta como ha sido en otros momentos y en otros temas en un factor de inhibición a la libertad de los medios y a la deliberación pública”.

Agregó que se debe dar mayor aforo para que los medios tomen la batuta en los debates; expuso que la ley indica que éstos pueden organizar debates siempre y cuando: lo comuniquen a la autoridad electoral correspondiente, que por lo menos participen dos candidatos a la misma elección y que el formato ponga las condiciones de equidad.

“Es inaceptable que haya restricciones a la libertad de los medios de comunicación o de los grupos sociales que así lo decidan, para organizar todos los debates a los que estén dispuestos los candidatos”, dijo.

En la segunda jornada del Foro Internacional “Debates electorales: el reto hacia 2018”, que organizó el INE en colaboración con el National Democratic Institute y Debates International, académicos, funcionarios y periodistas vertieron sus reflexiones. En términos generales fue la bienvenida a un nuevo esquema de debates para incentivar el voto razonado.

Por su parte, el consejero del INE Ciro Murayama quien fungió como moderador de la segunda mesa que revisó la experiencia internacional, reseñó el debate presidencial del 2012 donde dijo que los candidatos punteros, en aquel entonces, no polemizaron entre ellos; esto para luego indicar que si bien el INE puede promover mejores formatos para el intercambio de ideas, eso no necesariamente se reflejará en la calidad de las discusiones, dado que al final el tema está en manos de los candidatos.

“El formato no nos hará por sí mismo cambiar a los protagonistas, a sus cualidades, a sus capacidades de comunicación, entonces promovamos el debate, tratemos de que sea lo más ágil posible, pero no le pidamos peras al olmo, quizá no esperemos que sólo el formato del debate nos dé lo que los políticos no puedan o no estén dispuestos a dar”, declaró.