Al menos 24 personas murieron y 49 resultaron heridas el jueves en una serie de explosiones en talleres de pirotecnia en Tultepec, en la misma localidad del Estado de México donde en los últimos años ya se han registrado accidentes similares.

El gobierno estatal elevó por la tarde la cifra de fallecidos e indicó que entre los lesionados se encuentran civiles, bomberos, gente de protección civil y policías en estado grave, con serias quemaduras, contusiones múltiples o traumatismos craneoencefálicos, con lo que no puede descartarse que el número de víctimas se eleve nuevamente.

Las autoridades estatales y federales informaron que entre los fallecidos se encuentra un menor y, al menos, cuatro bomberos y dos policías que llegaron al lugar después de la primera explosión, donde enseguida se registraron los otros estallidos. Un total de 17 personas murieron en el lugar de las explosiones y otras siete cuando ya estaban en los hospitales.

Según un comunicado del gobierno del Estado de México, la primera explosión tuvo lugar a las 9:40 de la mañana y sólo 20 minutos después, cuando ya estaban trabajando en las labores de rescate los cuerpos de emergencia, fue cuando tuvieron lugar las otras tres explosiones que afectaron a bomberos, policía estatal, autoridades municipales y gente de la comunidad que se acercaron a ayudar con el rescate.

Las explosiones ocurrieron en la zona conocida como La Saucera, en Tultepec. Imágenes de videos grabados en una carretera cercana mostraron una columna de humo de la zona de los estallidos. Autoridades reportaron que cuatro pequeños edificios resultaron destruidos.

Al lugar del suceso llegó todo tipo de ayuda, incluidos tres helicópteros. Un total de 300 elementos de seguridad pública y 120 unidades de atención a heridos se desplegaron en la zona.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, informó que el primer estallido de los cuatro que tuvieron lugar ocurrió en un taller clandestino, desde donde salió disparado material inflamable.

“El problema fue que ante la primera explosión la gente corrió a ayudar, y éstas que corrieron a ayudar en la segunda explosión perdieron la vida”, dijo Puente a un noticiero de televisión.

Muchos de los vecinos en la localidad de Tultepec se ganan la vida fabricando y vendiendo fuegos artificiales de producción artesanal y las explosiones son frecuentes en este lugar. “No se puede seguir permitiendo esta situación”, añadió el coordinador nacional de Protección Civil.