Las organizaciones Greenpeace y el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social pidieron al Congreso que en el proceso de la reforma al derecho a la movilidad se garantice la libertad de expresión, reunión y asociación.

Los organismos defensores de derechos humanos precisaron que la reforma al Artículo 11 de la Constitución, que avaló la Cámara de Diputados en diciembre y la turnó al Senado, prevé asegurar el acceso universal al derecho a la movilidad bajo los principios de igualdad, accesibilidad, disponibilidad y universalidad.

Reconocieron que el dictamen avalado señala con claridad que bajo ninguna circunstancia la reglamentación de la reforma mediante una Ley General de Movilidad deberá restringir o inhibir los derechos a la libertad de expresión, reunión y asociación .

Greenpeace y el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social sostuvieron que la modificación expresamente prohibe reglamentar las manifestaciones públicas al momento de hacer la ley secundaria, y señala que se debe regular a los agentes del Estado y no a los manifestantes .

Refirieron que se han presentado más de 10 iniciativas a nivel federal y local en los últimos dos años con la intención de restringir cualquier expresión de disenso y descontento social.

Del total, fueron aprobadas tres en 2013, y están vigentes en la Ley de Movilidad del Distrito Federal, la Ley para Proteger los Derechos Humanos y que regula el Uso Legítimo de la Fuerza de las Instituciones Policiales del Estado de Puebla y la de Ordenamiento Cívico de Quintana Roo, agregaron.

mrc