Los activistas Isabel Miranda de Wallace y Alejandro Martí se pronunciaron ante el mandatario Enrique Peña Nieto porque se flexibilice la ley en favor de las víctimas del delito y éstos puedan acceder sin burocracias al fondo de compensación, así como por una impulsar una reforma al Poder Judicial y lograr una mayor sensibilización de jueces.

La Presidenta de Alto al Secuestro señaló que aun cuando el fondo de compensación que contempla la Ley General de Atención a Víctimas cuenta con más de 1,000 millones de pesos, hasta el momento no se ha podido concretar una sola compensación porque la legislación estipula su acceso hasta que se dicte una sentencia.

Miranda de Wallace pidió garantizar los efectivos derechos de las víctimas y externó que en el Poder Judicial se ha dejado en libertad a procesados y a delincuentes confesos cuando hay violaciones al debido proceso.

En su turno, Alejandro Martí, presidente de México SOS, dijo que el México de víctimas reclama un Poder Judicial sensible a la realidad del país, y que grita en favor de la paz, el crecimiento y el orden, además de rechazar la impunidad y la corrupción.

El presidente Enrique Peña Nieto lamentó que en el derecho penal, las víctimas siguen ocupando muchas veces un lugar secundario, cuando debieran estar en el centro del sistema de justicia.

Al inaugurar el foro Equidad para las Víctimas en el Debido Proceso Penal, Peña Nieto dijo que un paso indispensable será asegurar la equidad en el debido proceso penal, y que las víctimas no estén en desventaja frente a los acusados de los delitos. En su turno, el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, pidió despejar de los ámbitos de seguridad toda la efervescencia política

mauricio.rubi@eleconomista.mx