Entre el 2016 y el 2017, Reporteros sin Fronteras (RSF) registró al menos 60 casos de violencia contra periodistas que cubrían temas relacionados con los derechos de las mujeres, entre estos destacó el asesinato de Miroslava Breach Velducea, ocurrido el 23 de marzo del año pasado en Chihuahua.

De acuerdo con el informe “Los derechos de las mujeres: investigaciones prohibidas”, refirió que si se contabilizan los casos a partir del 2012, la cifra asciende a 90 en al menos 20 países.

“Estos datos permiten establecer una tipología de los actos de violencia que sufren los periodistas: agresiones verbales, físicas o en línea —más de la mitad de los reporteros sufrieron ciberacoso—, encarcelamiento, asesinato”, indicó.

La organización internacional señaló que entre los grupos de agresores están los religiosos en contra de la emancipación de las mujeres en sus países, las organizaciones criminales que se oponen a que los medios “se inmiscuyan en su territorio para denunciar sus acciones y crímenes contra las mujeres” y gobiernos autócratas, que buscan a todo precio preservar su sociedad patriarcal.

RSF refirió que Breach Belducea, reportera del diario Norte de Ciudad Juárez y corresponsal en Chihuahua para La Jornada, fue asesinada de ocho disparos cuando esperaba en su vehículo a su hijo para ir a la escuela.

La periodista destacó con más de 20 años de experiencia cubriendo temas de crimen organizado en la entidad y los feminicidios en Ciudad Juárez.

“Las investigaciones para encontrar a los asesinos de Miroslava Breach son caóticas. Tras nueve meses en los que se registraron pocos avances, las autoridades de Chihuahua anunciaron el 19 de diciembre del 2017 que Ramón Andrés Zavala, presunto autor material del asesinato, había muerto”, expuso.

La organización internacional recordó que México es el país más peligroso de América Latina para los periodistas y el segundo a nivel mundial, a la par de países como Siria o Irak.

En este sentido y frente a las agresiones a periodistas que cubren temas relativos a los derechos de las mujeres, recomendó a las redacciones de los medios dar mayor espacio y difusión a los mismos, tomar en cuenta las características particulares de estas investigaciones y sensibilizar a periodistas sobre temas de igualdad de género.

Mientras que a los estados sugirieron garantizar que los periodistas puedan ejercer su derecho a trabajar temas relacionados con los derechos de las mujeres, que las reporteras puedan ejercer de manera segura, que se refuerce el marco legal para combatir hechos de violencia contra la prensa y que éstos se condenen públicamente.