La pandemia de Covid-19 ha generado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) impactos económicos por aproximadamente 29,000 millones de pesos, debido a la disminución de ingresos vía cuotas obrero patronales y gastos varios, informó Zoé Robledo.

En conferencia de prensa para informar del plan para el reinicio de los servicios de salud diferidos por la contingencia sanitaria, el director general de la institución explicó que el IMSS ha dejado de ingresar entre 12,000 y 13,000 millones de pesos debido a la caída en el empleo formal.

“Cae el empleo, las cuotas y el ingreso del Seguro Social”, expresó.

Además, amplió el gasto por Covid-19 para todo el año en curso, que se estima en 16,000 millones de pesos, de los cuales 9,000 millones de pesos se destinaron para la contratación temporal de 41,000 personas, sobre todo médicos y enfermeras, y el resto al Fondo Covid para distintos usos.

Dejó en claro, sin embargo, que a pesar de que hay una situación complicada, a partir de la caída en el ingreso y la presión de gasto por la nueva enfermedad del coronavirus “no hay riesgo de crisis financiera en el IMSS”.

En su turno, Victor Borja Aburto, director de Prestaciones Médicas del IMSS, informó que entre marzo pasado y la semana anterior se afectó, en promedio, 30% la atención médica de otras enfermedades a causa de la pandemia del coronavirus.

rolando.ramos@eleconomista.mx

kg