Personal Médico de la Ciudad de México que está en el frente de batalla contra el coronavirus, consideran que los 585 médicos y enfermeras cubanos traídos para apoyarlos en la contingencia, realmente no realizan un trabajo sustantivo que justifique los más de 57,000 pesos mensuales que pagará el gobierno por cada uno de ellos, cuando los especialistas mexicanos cobran alrededor de 45,000

Al inicio de la emergencia, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y la Secretaría de Salud de la Ciudad de México firmaron un convenio de colaboración con el gobierno de Cuba, mediante el cual ese país envió a México a un grupo de 585 médicos y enfermeras para auxiliar a los profesionales mexicanos en la contención de la pandemia del SARS-CoV-2.

El convenio contempla el pago de 6.2 millones de dólares o 135 millones de pesos con base a un valor del peso de 21.58 pesos por dólar el día de firmado el documento.

Los profesionales de la salud cubanos llegaron al país el 27 de abril y estarán hasta agosto, lo que quiere decir que las autoridades mexicanas pagaran alrededor de 57,000 pesos por persona al mes.

El convenio podría prolongarse si así lo acuerdan las partes firmantes.

Eso motivó la inconformidad de personal médico de los lugares en los que fueron comisionados los caribeños, así como de 12 organizaciones de especialistas que publicaron un desplegado el pasado 13 de junio.

En el documento aseguran que el grupo de extranjeros está compuesto en su mayoría por médicos generales, sin especialidad.

Consideran que es una injusticia privilegiar a los extranjeros sobre médicos mexicanos que cumplen con todos los requisitos establecidos por la Ley de Profesiones y la Ley General de Salud.

Al respecto, secretario general del Sindicato Nacional Libre de los Trabajadores del Seguro Social (SNLTSS), Armando Rosales Torres, dijo que ha habido muchas manifestaciones de inconformidad tanto de trabajadores de la salud, como de asociaciones del sector, pero lo delicado es que no se sabe cuál es su función y las condiciones en las que llegaron al país.

Dijo que si ha quedado claro es que muchos de ellos no son expertos ni en medicina interna, ni en la atención a pacientes con Covid-19.

Por su parte Francisco Julián Martínez Maldonado, dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores de la Salud por México (UNTSM) y enfermero de Xoco dijo que los médicos cubanos sólo son conocidos porque se presentan a tomar la temperatura a los empleados del hospital y porque los ven en la zona del comedor, pero nada más.

Incluso hace unos días llegó una paciente al área de urgencias justo cuando estaban ahí dos de los médicos cubanos. Una enfermera les pidió apoyo para que valoraran a la persona, pero no quisieron y lo que hicieron fue retirarse.

A su vez Joseline González, enfermera del área del área Covid-19 del Hospital de Xoco, dijo que al personal médico cubano sólo se le ve en el 7-Eleven que está junto al hospital, porque no suben al piso en donde están los pacientes con coronavirus.

“No son especialistas. De hecho, no saben tomar gasometrías (toma de muestra de las arterias), por lo cual no se sabe exactamente cuál es su labor, pero asisten desde hace varias semanas”, añadió.

En ese sentido, la secretaria de Salud del Gobierno de la Ciudad de México, Oliva López Arellano, explicó que los profesionales cubanos asisten para brindar asesoría, capacitación, intercambio de buenas prácticas, atención directa, seguimiento epidemiológico y monitoreo de campo.

Comentó que se trata de personal calificado “profesionales de primera” y en el grupo hay especialistas que trabajan en las áreas de terapia intensiva, así como de enfermería, epidemiología, ingeniería biomédica.

Destacó que en la capital del país hay un déficit muy importante de personal médico y paramédico.

Dijo que en la CDMX está abierta una convocatoria para contratar 325 médicos 1,000 enfermeras y 135 especialistas.

Por ello invitó a las asociaciones firmantes del desplegado a postular pues hay 135 lugares para especialistas y 325 médicos generales.

Un médico con especialidad de la CDMX gana unos 45,000 pesos aproximadamente y no llegan o no quieren trabajar en Covid, indicó en entrevista en Radioformula.

De acuerdo con la Secretaría de Salud de la CDMX, el gobierno capitalino, en coordinación con el Insabi han contratado más de 2,000 médicos y enfermeras en este periodo de emergencia sanitaria.

Recordó que, al inicio de la pandemia, el gobierno de la capital determino separar de las áreas de riesgo cerca de 2,000 médicos, enfermeras y en general de las áreas médicas de los hospitales debido a que presentaban condiciones de riesgo como tener más de 68 años, enfermedades como diabetes o sobrepeso, entre otras.

Rechazó que el personal cubano esté desplazando a los mexicanos y reitero que hay una demanda creciente de personal.

Por su parte algunos de los dirigentes de asociaciones de médicos que firmaron la carta abierta al presidente Andrés Manuel López Obrador comenzaron a recibir llamadas de funcionarios del sector salud para intentar regañarlos por haber difundido el documento.

 

rrg