El periodista Gustavo Sánchez, quien ya había sufrido un atentado en 2020, fue asesinado este jueves a balazos en el estado de Oaxaca, informaron la Fiscalía y la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Sánchez, quien era editor de un portal de noticias policíacas, fue baleado en horas de la mañana por "sujetos desconocidos que lo agredieron con disparos de arma de fuego" cuando se desplazaba en una motocicleta, señaló la Fiscalía de Oaxaca en un comunicado.

Es el segundo comunicador asesinado en lo que va de este año en México, luego del crimen de Benjamín Morales el pasado 3 de mayo en el estado de Sonora, según RSF.

El homicidio de Sánchez se suma al hallazgo, este jueves, del cadáver del comunicador Enrique García, quien había sido reportado como desaparecido en el Estado de México.

Balbina Flores, representante en México de RSF, aseguró a la AFP que no estaba en capacidad de confirmar si el caso de García está relacionado con su trabajo periodístico.

Sánchez ya había sobrevivido a un atentado en julio de 2020, por lo que tenía medidas de protección.

"Los ataques los había denunciado a la Fiscalía del Estado de Oaxaca, que nunca investigó los hechos", aseguró Flores

México es considerado uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo con más de un centenar de comunicadores asesinados desde 2000, según cifras de la Comisión de Derechos Humanos.

Más del 90% de los asesinatos de periodistas en el país permanecen impunes, denuncian organizaciones defensoras de la libertad de expresión.