El INE fijó una multa por 197 millones 46,413 pesos a Morena, aplicable a su financiamiento ordinario, por haber constituido un fideicomiso, del que no informó a la autoridad electoral, para apoyar a damnificados tras el sismo de septiembre del año pasado.

Ciro Murayama Rendón, consejero presidente de la Comisión de Fiscalización, informó que la queja presentada por el PRI en contra de Morena por dicho fideicomiso se aprobó por unanimidad.

“Nosotros hemos acreditado que se trata de un fideicomiso que se creó por determinación de la dirigencia del partido político”.

En entrevista, explicó que al fideicomiso ingresaron 78 millones 818,566 pesos, a través de depósitos en efectivo, entre otros por 44 millones de pesos, cuando los partidos no pueden recibir sumas de dinero en efectivo, además de que se trató de aportaciones de personas desconocidas.

“También se identificaron aportaciones de personas morales y se sacaron 64 millones 481,760 pesos, principalmente a miembros del partido, a través de cheques de caja. Entonces, estamos identificando distintas anomalías, omisión en el reporte de ingresos, el rebase del límite de aportaciones en efectivo, el recibir aportaciones de personas desconocidas y recibir aportaciones de ente prohibido”.

Por tratarse de una conducta calificada como de “gravedad especial”, de acuerdo con la ley, la autoridad aplicará una sanción de 250% sobre el monto involucrado.

“Estamos hablando de una sanción de 197 millones 46,413 pesos. Dado que es dinero en efectivo (al que) no se le puede seguir el rastro y no tenemos pruebas de que este dinero se haya usado como gasto de campaña, será una sanción al financiamiento ordinario del partido”.

Sobre el tema, Yeidckol Polevnsky, presidenta nacional de Morena, aseguró que se trata de un fideicomiso privado que no recibe recursos públicos otorgados al partido.

Es “absolutamente privado, encabezado por gente intachable, de conducta absolutamente reconocida, como Elena Poniatowska, el padre José Alejandro Solalinde”, entre otros, aseguró en entrevista en la sede del instituto electoral.

El fideicomiso, insistió, “tiene claro a quién se le ha depositado, a quién se apoya, a quién se ayuda. No recibe un solo centavo del partido, no es de Morena. Yo no sé las cuentas del fideicomiso porque no es parte del partido, pero (la presentación de la queja) fue parte de la estrategia que usaron los candidatos para tergiversar las cosas, de lo que realmente son”. Queda pendiente la aprobación del Consejo General del INE.