A pesar de las amenazas que recibió en Guerrero por sus coberturas para el periódico Novedades de Acapulco, Martín Méndez Pineda decidió regresar a México luego que autoridades migratorias de Estados Unidos le negaron su solicitud de asilo político.

Es reportero de la fuente policiaca. La cobertura de un altercado entre elementos de la Policía Federal y unas personas tras un accidente automovilístico le modificó la vida. Comienza a recibir amenazas en su domicilio y decide abandonar el país.

El 5 de febrero ingresa a EU y tras ponerse a disposición de las autoridades migratorias solicita asilo político bajo el argumento de que su vida corre peligro en México.

Más de tres meses permaneció en al menos tres Centros de Detención Migratoria en espera de la decisión sobre su solicitud; sin embargo, en dos ocasiones un juez se lo negó al considerar que no tiene arraigo con la comunidad de Estados Unidos.

Una de las cosas que argumentaron es que él no tenía arraigo en la comunidad estadounidense, lo cual no es verdad, pues las autoridades migratorias supieron desde un principio que nosotros como Reporteros sin Fronteras y muchas organizaciones apoyamos su petición, ofreciéndole hospedaje mientras continuaba su juicio de solicitud de asilo , dijo en entrevista Balbina Flores, representante en México de Reporteros sin Fronteras.

Refirió que al menos a 10 periodistas mexicanos se les ha otorgado la calidad de refugiados, por lo que la decisión sobre el caso de Martín Méndez Pineda es una muestra de las nuevas políticas migratorias y de condiciones más estrictas para los solicitantes de asilo político.

El 16 de mayo fue cuando el juez le puso sobre la mesa si él decide volver o continuar el juicio. En el segundo caso implicaría que como no puede seguirlo en libertad, tendría que permanecer en el centro de detención hasta que la Corte resolviera , contó Flores.

Añadió: No hay una seguridad de cuánto tiempo podría durar el juicio y eso para él fue definitivo, pues si en dos ocasiones el juez le negó la posibilidad de su salida para seguir el juicio en libertad, no tenía él una tercera opción donde pudiese quedarse .

La situación de Méndez Pineda ya es del conocimiento del Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, por lo que analizan su caso para otorgarle las medidas necesarias que garanticen su seguridad.