A pesar que las sociedades están inmersas en los procesos de globalización, están obligadas a preservar las condiciones que permitan la continuidad de tradiciones, modos e identidad de los pueblos indígenas, toda vez que se establezcan las vías para lograr la participación de los integrantes de estas comunidades en todos los sectores de la vida de la nación, urgió José Alejandro Luna Ramos, magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Al participar en la inauguración del Foro Internacional de Participación Política de Jóvenes Indígenas y los Alcances de los Objetivos del Milenio, el Magistrado detalló que las sociedades están obligadas a lograr la participación de los miembros de estas comunidades en la construcción del gobierno de la República.

Por otra parte, la representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, María del Carmen Sacasa, mencionó que la juventud indígena ha ido encontrando nuevos desafíos en las diversas temáticas que ocupan su agenda; en este caso, el tema de la participación política ha sido clave.

No sólo en México somos testigos del surgimiento de la juventud indígena. Es también un fenómeno global. Es así como el Foro Permanente de Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas ha colocado el tema en la agenda internacional , añadió.

Sacasa explicó que el Foro Permanente ha hecho diversas recomendaciones a los estados y al Sistema de Naciones Unidas para adoptar la perspectiva de los jóvenes indígenas en las políticas para la juventud en vigor, incluido el programa de acción quinquenal del Secretario General.

Es necesario centrarse claramente en los jóvenes indígenas, mejorando su participación en la toma de decisiones, alertó la Representante del PNUD en México.