En opinión de la coordinadora del área de Transparencia y Rendición de Cuentas de Fundar, Hay­deé Pérez, en la presente administración hemos visto que varias dependencias han hecho una batería de impugnaciones en contra de resoluciones de los órganos garantes de la transparencia.

Por ello celebró el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el sentido de que las resoluciones en materia de transparencia son inatacables y las dependencias de gobierno no podrán ampararse ante éstas, es un derecho que ya está consagrado .

Recordó que desde la modificación al Artículo 6 constitucional -en el 2007-, el derecho a la información está consagrado.

Mencionó que entre las dependencias que más han impugnado las resoluciones del IFAI se encuentran la Procuraduría General de la República y el Servicio de Administración Tributaria. Las prácticas de negativa a la transparencia -dijo- han causado un efecto dominó en los estados, pues en algunos casos se permite la impugnación a las resoluciones. Citó los casos de Campeche y Veracruz, en donde está abierta la posibilidad de que impugnen las decisiones de los órganos garantes.

Parece que hay un arrepentimiento a la transparencia, dijo la coordinadora del área de Transparencia de Fundar, incluso en algunas administraciones observan esta obligación como algo incómodo.

Confió en que el siguiente paso, en materia de transparencia, es concretar la autonomía presupuestal plena de los institutos de acceso a la información, pues hay casos en donde aún están supeditados a los cabildeos con el Poder Ejecutivo y congresos estatales.

jreyes@eleconomista.com.mx