Los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática pidieron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) anular el triunfo de Alfredo Ramírez Bedolla, gobernador electo de Michoacán, y convocar a elecciones extraordinarias.

En una declaración conjunta, los integrantes de la coalición Va por México-Equipo por Michoacán advirtieron: “El triunfo que se adjudicó Morena es ilegal y si se deja pasar constituirá un precedente sumamente peligroso para que sean los grupos criminales los que definan quiénes serán los gobernantes y representantes populares.

Nuestra denuncia es clara: la intromisión de grupos delictivos favorecieron al candidato de Morena durante el cómputo del voto en las urnas”, aseguraron en la declaración.

En el escrito, emitido a días de que la Sala Superior del máximo tribunal electoral resuelva sobre la calificación de la elección de gobernador de Michoacán, los dirigentes del PAN, PRI y PRD argumentan que procede la nulidad de la elección de gobernador “por las múltiples violaciones a la ley cometidas y alentadas por dirigentes y militantes del partido Morena, que evitaron que el proceso sucediera en libertad y de manera democrática en esta entidad”.

Recordaron que, en el recurso jurisdiccional tramitado de manera formal ante el TEPJF en su momento:“Documentamos que desde días previos a la jornada electoral y durante la misma, la delincuencia amenazó a los funcionarios de casilla, a los representantes de casillas de nuestros partidos y a la población para que no fueran a votar o para que lo hicieran en favor del candidato de Morena, llegando al extremo de secuestrar a los funcionarios de las mesas directivas de casillas o de robar la documentación electoral para regresar más tarde con las urnas rellenas de votos a favor del candidato de Morena.”

“Las instituciones del Estado mexicano, el TEPJF en particular, tienen en sus manos la responsabilidad histórica de no permitir que el crimen organizado decida quién gana o no una elección y, por lo tanto, decida quién nos gobierna”, cita el escrito.

rolando.ramos@eleconomista.mx