El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, calificó como indignante la liberación de Gildardo López Astudillo, alias el Gil, quien fue señalado en su momento por la Procuraduría General de la República (PGR) como el autor intelectual de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Un juez federal en Tamaulipas desestimó 81 de las pruebas presentadas por la entonces PGR en contra de López Astudillo, por considerar que se obtuvieron de forma ilegal y bajo tortura.

“No es un hecho aislado, creo que es un hecho que debemos atender en el fondo, en donde tenemos que reconocer que la práctica de tortura existe y que es recurrente en el país, y que fue la fuente fundamental para la construcción de la mal llamada ‘verdad histórica’”, dijo Encinas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que este miércoles el subsecretario Encinas dará a conocer un informe completo acerca de las investigaciones por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

En tanto, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González, lamentó las deficiencias de las consignaciones de la extinta PGR en la investigación del caso Ayotzinapa, mismas que permitieron que el Gil saliera de prisión.

“Ahí están las debilidades, lo anticipamos, para que no digan que es nuevo, busquen el primer reporte de mayo del 2015”, señaló.

A su vez, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y familiares de los estudiantes desaparecidos consideraron que esta primera sentencia absolutoria confirma el fracaso judicial de la investigación.

Acusaron que la liberación de el Gil es consecuencia de las irregularidades y violaciones graves a derechos humanos cometidas por la extinta PGR de la anterior administración, y hasta hoy impunes.

En un posicionamiento, publicado en su cuenta de Twitter, reprocharon que la actual Fiscalía General de la República no ha tomado ninguna medida para corregir las deficiencias de las acusaciones.

Por ello, no descartaron que sean absueltos en breve más acusados que presumiblemente cuentan con información sobre el paradero de los estudiantes.