Convocados por el Congreso del Trabajo (CT), organizaciones como la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), el Sindicato Ferrocarrilero, la Unión de Trabajadores y el Sindicato Minero —de estos últimos sólo acudieron representantes— se reunieron con el objetivo de buscar la unidad sindical para enfrentar la nueva reforma laboral, al considerar que viola la libertad sindical.

Entre las propuestas que expusieron, ante la ausencia del presidente del CT y también líder de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, destacó el interponer un amparo contra la promulgación de la reforma, pues hay artículos que afectan a las organizaciones sindicales.

Víctor Flores, líder del sindicato Ferrocarrilero, dijo que hay una clara determinación del gobierno federal por controlar a los sindicatos, a través de un súper organismo denominado Centro de Conciliación y Registro Laboral; y no solo eso, pide que se dejen de pagar las cuotas sindicales.

A su vez, Isaías González Cuevas, líder de la CROC, dijo que en su calidad de diputado del PRI, presentarán el próximo miércoles nuevas iniciativas de carácter laboral, entre ellas la de Outsourcing, y “algunas propuestas para perfeccionar la reforma del primero de mayo, como es el caso de cambiar la votación de los trabajadores, en muchos casos no puede ser directa, necesitamos incorporar el tema digital para que facilite la participación de los trabajdores”.