La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) advirtió que el reciente decreto que ordena a las Fuerzas Armadas a participar con la Guardia Nacional en las tareas de seguridad pública, sin información que cumple con un principio de estricta necesidad y excepcionalidad de la medida, es insuficiente.

El organismo internacional señaló que con la sola mención de “carácter extraordinario” de la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad en México y el principio de subordinación y complementariedad, las funciones de las Fuerzas Armadas no deberían extenderse a las propias de las instituciones policiales, porque la participación del personal militar podría invadir sus competencias, afectar su naturaleza civil y trastocar el debido proceso.

La ONU-DH reconoció que existen retos importantes en materia de seguridad en nuestro país, lo cual ha generado consecuencias que enfrenta la población por el accionar del crimen organizado; sin embargo, la estrategia de seguridad instaurada desde el año 2006 ha evidenciado su disfuncionalidad para reducir la violencia e incrementado las violaciones de derechos humanos.

Agresiones a activistas

Los recientes asesinatos del defensor ambiental Adán Vez Lira en Veracruz el 8 de abril, mismo día en que los restos del periodista Víctor Fernando Álvarez Chávez fueron hallados en Guerrero, sirve como un recordatorio trágico de que México aún es uno de los países más peligrosos del mundo para personas que se dedican a exponer la corrupción y las actividades del crimen organizado, exigir justicia por los abusos de los derechos humanos y defender los derechos ambientales, territoriales y sociales, advirtió la organización internacional Wola.

A través de un artículo, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (Wola) señaló que México necesita estrategias integrales para combatir la violencia contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos, porque hasta ahora el gobierno federal ha hecho poco para abordar el problema.

[email protected]