El Mecanismo de Expertos de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (MEDPI), alertó sobre las afectaciones de las comunidades más vulnerables a causa de la pandemia de Covid-19.

Los expertos señalaron que muchos pueblos indígenas viven en regiones remotas de difícil acceso y a menudo inaccesibles e incluso antes de la contingencia sanitaria concentraban las tasas más altas de riesgos para la salud.

"Los pueblos indígenas ya estaban en desventaja en cuanto al acceso a la atención de salud de calidad y eran más vulnerables a numerosos problemas de salud, en particular las pandemias. No se cumplía con los determinantes sociales de la salud, como el agua potable, una dieta suficiente y equilibrada y el saneamiento básico, antes de esta crisis", declaró la ONU.

En ese sentido, hizo un llamado a las autoridades para que garanticen la atención sanitaria culturalmente aceptable, así como alimentos u otro tipo de ayuda humanitaria, cuando sea necesario, y sin discriminación.

También, en el caso de adoptar cualquier medida que pueda afectar a los pueblos indígenas, se debe procurar obtener su consentimiento libre, previo e informado, basado en el derecho a la libre determinación.

Asimismo, el presidente del Grupo de Trabajo de Expertos sobre las personas afrodescendientes de la ONU, Ahmed Reid, indicó que la discriminación estructural podría exacerbar la desigualdad en el acceso a atención y tratamiento sanitario, lo que provocaría disparidades en los resultados de salud y mayor mortalidad y morbilidad para las personas afrodescendientes.

"A pesar de las respuestas sólidas, los Estados no han reconocido los riesgos de salud específicos que enfrentan las personas afrodescendientes o cómo la discriminación racial y los prejuicios implícitos y los estereotipos raciales pueden permear las políticas", dijo el experto.