El mandatario Enrique Peña Nieto refirió que el fallo de la Suprema Corte sobre el uso lúdico de la marihuana no significa que se libere su comercialización, consumo o trasiego, y consideró que esta posición de los ministros deberá abrir un debate amplio que lleve a su regulación.

Al fijar la posición del gobierno mexicano sobre la resolución de los ministros, Peña Nieto dijo que su gobierno respetará y acatará las decisiones que tome la Suprema Corte.

Tengo claro que esta posición y esta definición abren un debate amplio para eventualmente llevar una regulación (...) y de establecer políticas para que entre la población haya claridad de cuáles son los efectos nocivos o no del consumo de la marihuana , declaró el mandatario en el Hangar Presidencial, tras concluir una gira de dos días por Sonora y Baja California Sur.

Peña dijo que está claro que los efectos de este fallo son para aquéllos que han solicitado la protección de la justicia vía amparo y rechazó que signifique legalizar su consumo, comercialización o trasiego.

Este pronunciamiento abre un espacio de amplio debate (...)y más cuando estamos observando que en varias partes del mundo eventualmente se ha legalizado el consumo de la marihuana , dijo.

Asimismo, Peña dijo que este fallo no debe implicar una confusión, que esto involucre el consumo de otras sustancias tóxicas y nocivas para la salud de la población.

El consejero Jurídico del Ejecutivo federal, Humberto Castillejos, explicó que hasta ahora se trata de un criterio aislado de la Corte y no una jurisprudencia definida, por lo que futuros amparos deberán ser resueltos según se presenté cada caso, y por ende no es un criterio obligatorio -aún- para todos los jueces del país. Pero será jurisprudencia cuando se acumulen cinco amparos seguidos.