El expresidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, llamó a no caer en la tentación de algunos "lambiscones" que pueden querer entregarle al gobierno como un trofeo la sujeción del Instituto Nacional Electoral (INE).

En entrevista con Notimex, el legislador morenista se pronunció a favor de que las cuatro vacantes del INE sean mujeres y sean electas como se hizo en el origen del IFE, la famosa negociación de 1994, donde se logró el mejor consejo por consenso de los partidos, no por votación.

"Un órgano electoral debe ser nombrado por consenso, porque por votación gana el partido mayoritario y pierde legitimidad el órgano", puntualizó el diputado.

Advirtió que por esa vía en el fondo sería un mal negocio para el partido gobernante, porque le conviene que sea un órgano autónomo al ganar legitimidad en sus triunfos.

"Yo veo en algunos sectores de Morena alguna tendencia un poco obsesiva de nombrar a los consejeros; lo oí en varios compañeros, esto es un error histórico y una tontería política porque nada conviene a la Cuarta Transformación que un órgano independiente. Los excesos se corrigen mediante (...) la constitucionalidad del tema", expresó.

Muñoz Ledo consideró que es obligatoria la paridad en la elección de los cuatro vacantes en el INE, porque ya es una ley en el país.

"Ahora lo que se necesita es que la Cámara de Diputados envíe prospectos de mujeres. Si son tres mujeres hay paridad, pero si son cuatro es mejor, porque rompen el empate y podría ser, lo digo con toda claridad, que una mujer sea la presidenta del INE" en el futuro, subrayó.

En ese sentido , propuso que la próxima presidencia del INE recaiga en una mujer.

—¿Podría Lorenzo Córdova adelantar su salida?

—No, no hombre, no. Él no está en ese plan, yo entiendo.

En medio de la controversia por los altos salarios de los consejeros electorales, Muñoz Ledo dijo que hay discursos animosos, engolados sin racionalidad: "Hay algunos que piensan que es una casta divina y otros creen que se va a vencer frente al nuevo gobierno".

En ese sentido, dijo que en el caso del INE y de organismos autónomos "tenemos que vigilar en dos fases, primero el que sean realmente republicanos y autónomos (...) que no sean obviamente agentes del gobierno".

Por ello, afirmó que hay que mantener la independencia de los órganos, "eso no quiere decir privilegios, el otro problema son los salarios (...), eso ya está planteado en la controversia constitucional, la Corte va a resolver".

Dijo que se espera por un lado, la imparcialidad del INE "y no caer en la tentación de algunos lambiscones que pueden quererlo entregarle al gobierno como un trofeo la sujeción del INE".

Sin embargo, consideró que para la Cuarta Transformación y el presidente Andrés Manuel López Obrador es altamente conveniente que el INE siga siendo independiente.

Pero hay un sector de Morena y del gobierno que desconfía del INE, el mismo con el que ganó López Obrador.

—"Un gobierno de mayoría le conviene que los órganos electorales, aún por razones pragmáticas, sean independientes porque legítima la victoria. El INE en eso no ha fallado, entonces están actuando dirigentes de Morena como lambiscones innecesariamente", sentenció.