La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, opinó que los cuatro nuevos consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) deben ser gente honorable, apartidista, conocedora de la materia electoral, trabajadora y con mucha capacidad.

Entrevistada al término del Foro de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas Municipales, recordó que los nuevos consejeros deberán decidir sobre una situación determinada, “(y lo) más importante es cómo argumentan, cómo motivan y cómo fundamentan”.

Al recordar que perteneció a la Suprema Corte durante 25 años, comentó que los controles se dan entre los mismos integrantes de los cuerpos colegiados, “porque es la argumentación sólida lo que te da la validez, autonomía e independencia de tus criterios. Tú misma tienes un autocontrol de tus propias decisiones”, agregó.

A pregunta expresa, la funcionaria rechazó que haya injerencia del Ejecutivo federal en este asunto. “No es como en otros tiempos”.

Este martes, Sánchez Cordero también se reunió con diputados federales que integran la Junta de Coordinación Política para analizar la designación pendiente de los cuatro consejeros del INE.

En este contexto, los líderes parlamentarios opositores plantearon a Sánchez Cordero la necesidad de que el proceso de elección sea impecable, sin intervención partidaria, gubernamental, ni de grupos de poder.

Tras la reunión celebrada a puerta cerrada con la encargada de la política interior, el coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, confió en la expresión del presidente Andrés Manuel López Obrador de que no intervendrán en la elección de consejeros del INE.

“El presidente de la República expresamente indicó que éste era un tema de la Cámara de Diputados y que ellos (el gobierno), no van a intervenir; eso mencionó el jueves de la semana pasada y quiero confiar que así sea, el reto es que se cumpla”, manifestó en conferencia de prensa.

Agregó que durante la reunión con los coordinadores, Sánchez Cordero les comentó que es un tema de Estado, que está exclusivamente en el ámbito de la Cámara de Diputados, que no es de la agenda del presidente ni de la Secretaría de Gobernación y que debe procesarse de manera ciudadana.

Por otra parte, se informó que la Junta de Coordinación Política en San Lázaro presentará una controversia constitucional contra el INE por considerar que el organismo afectó las facultades de la Cámara de Diputados en materia presupuestal y la posibilidad de generar un daño a la Secretaría de Hacienda.

Ello, debido a la autorización del Instituto Nacional Electoral para que algunos servidores públicos reciban una remuneración superior a la del Ejecutivo federal.

La controversia sostiene que, por mandato del Consejo General del INE, la Junta General Ejecutiva realizó adecuaciones a los tabuladores de las remuneraciones de los servidores del instituto, conscientes en ajustar las percepciones correspondientes a cargos de nivel superior por encima de lo aprobado por la Cámara Baja en el Presupuesto 2020.

El acuerdo fue votado a favor por el coordinador de Morena, Mario Delgado; del PT, Reginaldo Sandoval; y Jorge Argüelles del PES.

Mientras que el coordinador del PAN, Juan Carlos Romero Hicks; de MC, Tonatiuh Bravo; y del PVEM, Arturo Escobar, se abstuvieron. Verónica Juárez, coordinadora del PRD, votó en contra.

[email protected]