El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), así como organizaciones civiles afines, convocaron a movilizarse por la muerte de activistas en defensa de la tierra, por la puesta en marcha de la Guardia Nacional y en contra de megaproyectos de infraestructura como el Tren Maya, plan insignia de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Mediante su página de Internet, el grupo disidente convocó a sus simpatizantes y ciudadanos en general a movilizarse durante los días 20, 21 y 22 de febrero próximos.

Para el día 20 el EZLN llamó a que se generen “acciones dislocadas en México y el Mundo en Defensa del Territorio y la Madre Tierra, por justicia para [email protected] [email protected], [email protected] [email protected], [email protected] [email protected] y en contra de los megaproyectos de muerte”.

En el caso del día 21, la movilización fue convocada por el crimen del activista Samir Flores Soberanes. El punto de partida, se indicó en el comunicado, será en las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad ubicadas en avenida Reforma, en la Ciudad de México, a las 4 de la tarde.

Mientras que el día 22 se convocó a una movilización en la comunidad de Amilcingo, en el municipio de Temoac, en el estado de Morelos, a partir de las 10 de la mañana.

“En México, la aceleración de la actividad minera y en la extracción y conducción de hidrocarburos, la creación de la Guardia Nacional en la lógica de la Iniciativa Mérida y el impulso, a costa de lo que sea, de los grandes megaproyectos (Corredor Transístmico Salina Cruz-Coatzacoalcos, Tren Maya y Proyecto Integral Morelos y Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México) que pretenden reordenar los territorios, las poblaciones y las fronteras de norte y Centroamérica en una lógica de despojo y explotación capitalista, vuelven urgente la defensa de la vida humana, la defensa de los territorios de nuestros pueblos y la defensa de la tierra en una perspectiva claramente anticapitalista y antipatriarcal”, indicó el grupo disidente.

Asimismo, el EZLN criticó el actual sistema económico y social, así como al crimen organizado, a los cuales culpó de ser los principales causantes de problemas.

“El actual desarrollo económico, basado a escala planetaria en la prominencia del capital financiero que domina pueblos, naciones y continentes enteros, apoyado en la gran industria militar y extractivista, creciéndose mediante guerras reales o ficticias, la profusión del crimen organizado, así como invasiones y golpes de Estado, está llevando, en su insaciable lógica de la acumulación y el consumo capitalistas, a un cambio climático irreversible y a un límite que pone en peligro las condiciones de la vida humana en el planeta”, indicó.

Recientemente, el EZLN así como otras organizaciones indígenas han criticado a la actual administración federal de no escuchar a los pueblos originarios en la creación de los megaproyectos de infraestructura que se pretenden realizar durante el sexenio.

[email protected]