El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la discusión y su eventual aprobación o retiro de la Ley Federal que regulará los salarios de los servidores públicos basándose en los artículos 127 y 75 constitucionales con el objetivo de que ningún servidor público de cualquier nivel pueda ganar más que el presidente de la República.

Tras un intento del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en voz de la diputada Claudia Pastor Badillo, de postergar la discusión de la ley debido a que, arguyó, la iniciativa de ley se encuentra desactualizada debido a que se presentó hace ocho años, por mayoría de diputados de Morena se desechó la propuesta.

“Determinaron que una iniciativa aprobada en la Cámara de Senadores en 2011 pasara en sus términos directamente al Pleno de esta Cámara; qué dilema nos ocasiona esto, que pese a que coincidimos en el objetivo de regular las remuneraciones de los funcionarios nos proponen aprobar un documento que no tiene actualizado el marco jurídico en siete años”, indicó la diputada tricolor.

Entre las inconsistencias que mantiene la iniciativa aseveró la diputada se encuentra en principio que se habla del Distrito Federal cuando ya es Ciudad de México; se habla de salarios mínimos cuando ahora son Unidades de Medida.

“Contiene artículos transitorios que al proponer su vigencia inmediata contradicen el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2018, contradice el régimen especial del artículo 97 constitucional... las inconsistencias señaladas deberían servir para recapacitar, revisar y corregir”, acotó.

La ley reglamentaria estipula además de que nadie puede ganar más que el Presidente, que ningún servidor podrá ganar más que su superior jerárquico salvo que el funcionario tenga otros trabajos, entre otras cuestiones.