El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que el gobierno de México ya notificó su adhesión al Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la Covid-19 (Mecanismo Covax de la ONU) para adquirir con fondos propios la próxima vacuna contra esa enfermedad.

“Les comparto que se ha enviado a Ginebra, Suiza, el Compromiso para compra de vacunas a través de Covax. México asegura su participación en la principal iniciativa multilateral para garantizar acceso universal a la vacuna contra Covid-19”, informó el canciller a través de su cuenta de Twitter.

Cabe destacar que el 18 de septiembre era la fecha límite para que México confirmara su intención de adquirir mediante el Mecanismo Covax, la vacuna que logre reunir en fase tres los mecanismos de confiabilidad, efectividad y seguridad biomédica.

Sin embargo, el 20 de septiembre el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, informó que el gobierno mexicano haría observaciones para su adhesión al Mecanismo.

Sin especificar cuáles serían esas observaciones, el funcionario indicó que el formato del mecanismo tenía una característica general para todos los países, por lo que México pidió hacer cambios para adecuar sus condiciones.

“El formato de la iniciativa es un formato genérico, y México —igual que otros países— hicimos algunas propuestas de modificación para que se ajustara más a nuestra realidad jurídica, económica y procedimental. El viernes, que era la fecha límite para ratificar la adhesión de México a Covax, así se planteó. Hicimos saber a la iniciativa Gavi que es la Alianza Global para Vacunas, que es el portal de entrada a Covax, que así lo haríamos.

“Estuvimos en conversaciones favorecidas por cancillería, y quedamos que en el curso de la siguiente semana se estarán establecimiento ya los pormenores, y de ello derivará ya el momento el 9 de octubre que tendremos que pagar el enganche de acuerdo a las condiciones, pero lo abordaremos a lo largo de la semana”, sostuvo.

El siguiente paso será el 9 de octubre cuando el gobierno de México deberá pagar los anticipos al Mecanismo, a fin de garantizar la compra y suministro del próximo medicamento contra Covid-19.

El Covax está codirigido por la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI), la Alianza para las Vacunas (Gavi) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con fabricantes de vacunas de países desarrollados y en desarrollo.

Es la única iniciativa mundial que trabaja actualmente con 172 gobiernos del mundo y los fabricantes para garantizar que las vacunas contra la Covid‑19 estén disponibles en todo el mundo tanto para los países de ingresos más altos como para los de menores ingresos.