El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, consideró que los mexicanos no pueden ni deben acostumbrarse a la barbarie ni a la violencia, por lo que exigió a las autoridades cerrarle el paso a la impunidad en el caso del linchamiento de dos encuestadores en el municipio de Ajalpan, Puebla.

Refirió que en los últimos 26 años han ocurrido 366 casos de linchamiento en el Estado de México, Distrito Federal, Puebla, Morelos, Oaxaca, Chiapas y Guerrero.

Opinó que la impunidad fomenta conductas indeseables en la población y propicia que la comunidad tenga respuestas violentas generalizadas, aparentemente justificadas.

Son expresiones de la tensión acumulada y de desesperación en un marco de degradación social, pero también representan riesgos adicionales a la violencia delictiva , dijo el legislador poblano.

Destacó también que la grabación y reproducción en redes sociales y medios de comunicación del linchamiento de los encuestadores el pasado 19 de octubre, muestra signos preocupantes de descomposición y violencia que dañan el tejido social y las instituciones.

En plena era de los derechos humanos, de la igualdad de género, de la libertad de las mujeres para decidir sobre su cuerpo, de los matrimonios entre personas del mismo sexo, en la era del Internet, presenciamos a una turba matar y quemar a dos encuestadores , añadió.

Lo más preocupante, prosiguió, es que varias personas pudieron evitar el linchamiento pero los videos muestran a gente filmando el hecho, riéndose o participando.

Es necesario terminar con la impunidad y garantizar que prevalezca el Estado de derecho (...) Lo que se vivió en Ajalpan representa un fuerte llamado de atención. Son hechos que demuestran el grado de descomposición social al cual puede llegarse si no se toman las medidas necesarias para evitar que sucesos como este se presenten nuevamente , concretó.

[email protected]

mfh