México, víctima de violencia generalizada en todo el territorio nacional, se ha convertido en una de los países con mayor número de muertos a manos de organizaciones armadas, según un estudio de la Universidad de Uppsala, en Suecia. Los resultados de los datos analizados ubican a nuestro país dentro de los primeros 10 lugares con mayores conflictos bélicos a escala mundial de los últimos años y como el más violento de América.

Los datos del Uppsala Conflict Data Program (UCDP) , un estudio realizado por el Departamento de Investigación sobre Paz y Conflicto de la Universidad de Uppsala, muestran claramente que desde el 2006, año en el que el ex presidente, Felipe Calderón, inició la llamada Guerra contra el narcotráfico , la cantidad de muertes relacionadas con el combate al crimen organizado aumentaron drásticamente.

Días después de asumir la Presidencia de México en el 2006, tras un disputado proceso electoral y clamores de la oposición que se negaba a reconocer la legitimidad de su victoria electoral, Felipe Calderón Hinojosa prometió a la población que se encargaría de erradicar al crimen organizado. La estrategia para llevar a cabo esa proeza no sería otra que iniciar el 11 de diciembre de ese año una guerra frontal contra el narcotráfico. Haremos que prevalezca el derecho por encima de la violencia, haremos retroceder a la delincuencia , dijo el ex Presidente en el discurso en el que anunció la medida, mandado al Ejército mexicano a las calles.

NOTICIA: Amnistía Internacional pide a Ivanka interceder por migrantes

Según datos del UCDP México suma 17,964 desde 1989 considerando la suma del aumento de muertes registrado una década después de la declaratoria de guerra contra los grupos delictivos. Solamente, en los 10 años las muertes ascienden a 17,489 por el conflicto armado entre organizaciones criminales, grupos de autodefensa y el gobierno mexicano; la cifra asciende a 18,675 personas muertas, si se consideran a los muertos por Violencia unilateral y Conflicto del estado . Según esos datos, registrados por la universidad, México es el país más violento del continente americano.

Estas cifras colocan a México como el noveno puesto de países con mayor conflicto bélico, sólo superado por países como, Siria (que registra el mayor número de muertes por conflictos armados, con 280,466 decesos), Afganistán, Iraq, Nigeria, Paquistán, Sri Lanka, Sudán y Somalia.

Para llegar a la cifra de 18,675 muertos el estudio de la Universidad de Uppsala dividió en tres tipos los conflictos bélicos: Conflicto del estado (cuando la mayoría percibe una "guerra"), Conflictos no estatales (cuando ninguna de las partes es un estado) y Violencia unilateral (cuando el uso de la fuerza armada por parte del gobierno de un estado o por un grupo formalmente organizado contra civiles que causa al menos 25 muertes en un año). Las disputas entre los cárteles de la droga y sus enfrentamientos contra el gobierno mexicano se clasifican como conflictos no estatales y los ataques de grupos criminales en contra de la población civil son unilaterales.

Aumento de violencia

A pesar de la guerra emprendida por Calderón, los grupos de delincuencia relacionada con el narcotráfico crecieron más de 900% y un aumento de 2000% en la tasa de civiles muertos en enfrentamientos entre autoridades y presuntos delincuentes, durante la su administración, según datos de cinco estudios realizados por investigadores del Centro de Investigación y Desarrollo Económicos (CIDE) y recopilados por Animal Político.

Según el Programa de Política de Drogas (PPD) del CIDE, reportado por Vice, hay 199 grupos criminales en México, La Procuraduría General de la República (PGR), solo contabiliza 80. Los casos documentados del UCDP del 2006 al 2016, ubican al cártel de Sinaloa como el más violento ya que registró mayor número de asesinatos durante enfrentamientos con el gobierno o con otros cárteles. Le siguen el cártel de Juárez y Los Zetas. Los Zetas son responsables de ataques directos contra la población civil. La lista sigue con el Cártel del Golfo, el Cártel de Jalisco Nueva Generación, el cártel Independiente de Acapulco, Los Caballeros Templarios, el de Tijuana, y el de los Beltrán Leyva.

También se cuentan los asesinatos del Gobierno mexicano contra civiles.

Este año, el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos ubicó a nuestro país como el segundo más violento del mundo, sólo por detrás de Siria, país asiático en el que se vive una en guerra civil además de continuas fricciones con grupos terroristas. Pero México fue colocado por delante de otras naciones en las que también se vive mucha violencia como Irak y Afganistán, donde hay combates antiterroristas, atentados y disputas religiosas.

OPINIÓN: La mala fama y la realidad de la violencia en México

En el 2006, se cometieron 10,237 homicidios según el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi).Hasta septiembre del 2016, la cifra era de 15,200, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

El Global Peace Index, el más reciente estudio del Institute for Economics and Peace (IEP), reveló que México descendió dos lugares ocupando el lugar número 142 del ranking con un nivel bajo de paz, además del último lugar regional. El descenso se debió al efecto de la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos sobre sus relaciones con los países vecinos y, en menor medida, el deterioro del terror político. Aparte de México, los otros tres países de la región con considerables preocupaciones de seguridad social son los llamados países del "Triángulo del Norte": Honduras, El Salvador y Guatemala.

Nuestro país se encuentra a sólo siete puestos de los países en donde los niveles de paz son muy bajos. Pero no se encuentra dentro de los peores.

[email protected]