El presidente Andrés Manuel López Obrador confió en que a finales de año queden listos los cimentos para la transformación del país, dado que se avanza en varios terrenos como son la lucha contra la violencia, la corrupción, el huachicol y el fin del nepotismo e influyentismo.

Resaltó que la falta de atención a los jóvenes, entre muchas cosas, desató la inseguridad y violencia, porque no se les atendió y despectivamente se les llamó “ninis”; de ahí que la cárcel esté llena de ellos, los que pierden la vida y quienes integran las bandas son jóvenes.

“Ayer (jueves) en Guanajuato se atrapó a un grupo de 14 delincuentes; de esos 14, dos de 16 años y se presume, porque no se puede afirmar nada, que tuvieron que ver con los asesinatos de Uruapan, Michoacán”, dijo el jefe del Ejecutivo.

Explicó que si se abandona una vez más a los jóvenes se les estaría empujando a que tomen las conductas antisociales, de ahí la importancia del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que suma ya 900,000 inscritos y se espera llegue a 2 millones 300,000.

Entonces ya cambió la política, ya no es reprimir, ahora es atender las causas que originan la violencia; "no se puede enfrentar la violencia con la violencia, no se puede apagar el fuego con el fuego, no se puede enfrentar el mal con el mal.

“El mal hay que enfrentarlo haciendo el bien. La paz y la tranquilidad son fruto de la justicia y así vamos a ir serenando a Zacatecas, serenando a todo el país con esta nueva estrategia”, planteó.

El primer mandatario recorrió y escuchó las demandas de médicos, enfermeras y ciudadanos sobre las carencias en los servicios de salud en el Hospital Rural Río Grande de IMSS Bienestar, que cuenta con tres décadas de operación.

Sobre la entrega de plazas a los trabajadores de la salud pidió a los líderes sindicales del sector salud dejar atrás flagelos, a fin de que las plazas se otorguen por antigüedad, buen comportamiento y disponibilidad de recursos.

“Muy respetuosamente a los dirigentes sindicales: nada de recomendados, se acabó el influyentismo, el nepotismo. Ninguna de esas lacras de la política... de acuerdo, democracia sindical”, añadió el primer mandatario.

“Estamos cortando el copete de los de arriba”, eso se llama justicia laboral, expresó el jefe del Ejecutivo al destacar entre otros avances de su gobierno el incremento al salario mínimo en un 16%, la eliminación de la pensión a expresidentes, así como el fin a la atención médica privada para altos funcionarios públicos.